Columnas

Cuando el ejemplo viene de quien menos te lo esperas: gracias Club de Futbol Monterrey

Fiesta de Hugo GonzálezTwitter

Unos jugadores de futbol que violaron el reglamento de sana convivencia y distanciamiento social

Durante el fin de semana vi varias imágenes que me dieron mucho en qué pensar sobre cómo se está tratando el COVID-19 en diferentes frentes. La primera fue la de una fiesta de jugadores profesionales de futbol, que fue ventilada en redes sociales, y la segunda, el regreso de las personas desde Cuernavaca a la Ciudad de México.

En ambas vemos algo de irresponsabilidad, en diferentes cantidades, pero irresponsabilidad al fin. En una se tomó el caso y hubo consecuencias preventivas, en la otra es muy complicado que las haya.

La fuga a Cuernavaca

El tramo México-Cuernavaca es algo muy similar a lo que tenemos en Monterrey, de la Ciudad de las Montañas a Santiago, Nuevo León. Un paseo familiar donde muchos salen a despejarse, comer algo y regresar a casa. En tiempos de encierro, estas salidas son un escape de la realidad que ahora vivimos, pero sin precauciones es algo totalmente irresponsable.

Morelos es uno de los estados con mayor contagio de COVID-19, por lo que no es la mejor opción para dar un paseo. No hay una obligatoriedad y mucho menos insistencia en el uso del cubrebocas. Imagino si hay tantas personas sin cubrebocas en las calles, las reglas sanitarias en cualquiera de los lugares donde se puede hacer algo en ese estado también son bastante laxas. Definitivamente no es el primer lugar de elección para pasar unas horas o días de descanso.

Ayer en la noche, la caseta de cobro de entrada desde Cuernavaca hacia la Ciudad de México estaba abarrotada de coches. Tanto que hubo una pequeña congestión vial que fue notoria en la imagen que está siendo compartida por muchas redes sociales.

Entiendo que el encierro te hace buscar lugares para distraerse, pues ha sido largo. El gran problema siempre será saber cuántas de esas personas que estaban entrando a la Ciudad de México realmente siguieron todas las reglas de higiene y protección contra los posibles contagios de COVID-19. ¿Estarían realmente preparados en Cuernavaca o donde hayan ido para proteger a los clientes de posibles contagios?

Imagine la cara de Claudia Sheinbaum y su equipo al ver a toda esa gente regresando a la ciudad. Todas las precauciones que se toman en la Ciudad de México para los posibles contagiados dejan de servir cuando los ciudadanos de esa ciudad se van a otra para sentirse “más libres” y de paso traerse la posibilidad de un contagio.

Complicada la situación de las próximas semanas en la capital del país.

Los Rayados

Otra de las imágenes que vimos este fin de semana fue la de unos jugadores de futbol que violaron el reglamento de sana convivencia y distanciamiento social impuesto por la Liga MX y los clubes de futbol.

En unas imágenes publicadas por una de las asistentes a la reunión se puede ver a dos jugadores de los Rayados del Monterrey y a uno de los Tigres en dicha reunión. Fue el cumpleaños del arquero titular de los Rayados del Monterrey, Hugo González. Los otros dos jugadores que salieron en imágenes son Dorlan Pabón, capitán del equipo de los Rayados, y Diego Reyes, jugador de los Tigres.

Al ver estas imágenes en redes sociales, el Club de Futbol Monterrey, siguiendo el reglamento establecido desde el principio de la temporada, decidió que los jugadores no hicieran el viaje a León, Guanajuato, donde se enfrentarían a los Panzas Verdes. Oye, que fue una pequeña reunión, que se acabo temprano, que la visita fue muy corta. Las reglas son claras y estos jugadores las violaron por lo que tienen que atenerse al castigo. Hasta el momento no se si haya habido algún castigo para Diego Reyes, de Tigres, pero en Rayados los jugadores no hicieron el viaje y estarán aislados hasta que salgan los resultados de las pruebas.

Cuando cualquier jugador de cualquier equipo tiene este tipo de comportamientos, aunque el riesgo sea mínimo, pues los jugadores están teniendo pruebas continuas para saber si tienen el virus, ponen en peligro a todo el torneo. Un jugador infectado puede contagiar a muchos jugadores del equipo y estos pudieran contagiar a los del equipo contrario y ese solo es el principio de la cadena de contagios.

El inicio del torneo ha sido un bálsamo para todos, en mi caso, los 90 minutos de un partido en vivo me ayudan a “escaparme” un poco de la realidad y el encierro, y me traen entretenimiento. Imagino que es lo mismo para todos los seguidores de los deportes profesionales. La probable suspensión de cualquier torneo por un contagio masivo de jugadores tiene consecuencias importantes en lo económico para los involucrados y en la sociedad para todos los que ven deportes en la televisión.

El actuar de inmediato del Club de Futbol Monterrey en este caso, deja un ejemplo para los demás equipos y de alguna manera para muchas más personas en el país. Muchas personas en México no están siendo lo suficientemente responsables en cuestión del manejo de medidas de higiene para contrarrestar el contagio.

Copiar lo bueno

¿Cuántas personas de las que hicieron el embotellamiento de regreso a la Ciudad de México cumplieron con las recomendaciones para evitar el contagio de Coronavirus? ¿Cuántas personas que han salido de paseo a playas y lugares que están ahora abiertos han seguido también estas recomendaciones? ¿Estarán consientes que si no siguieron las reglas la posibilidad de contagio aumenta?

Los síntomas de contagio tardan dos semanas en aparecer y antes de esas dos semanas seguramente estas personas tendrán contacto con otras, haciendo la cadena de contagios más grande.

No todos tenemos las posibilidades para estar haciéndonos exámenes de COVID-19 cada semana, como lo hacen los equipos de futbol, por lo que deberíamos de ser más cuidadosos que ellos. Gran ejemplo está poniendo el club Monterrey al suspender a los jugadores que no cumplieron con las reglas para prevenir el contagio. No importa que sea mucho o poco, cualquiera se puede contagiar. No suspendieron a cualquier jugador, suspendieron a dos jugadores titulares que pueden hacer diferencia en el resultado del equipo. Con esta decisión, el equipo podría traerse una derrota de León, pero sentaron precedente que las reglas están para cumplirse y que no hay excepciones. ¿Podrá la sociedad copiar algo de esta decisión? Gran ejemplo está dejando el club con este tipo de decisiones, esperemos que la actitud tomada sea copiada por más personas, esto ayudaría también a que fuéramos más responsables. Siguiendo las medidas de higiene y distanciamiento, seguramente saldremos más rápido de este problema.