La crisis de +Kota

+Kota tendrá que lidiar ahora con tres niveles de gobierno para escalonar la recuperación de su imagen.

Se necesitaron dos estúpidos para destruir la reputación corporativa de una empresa del tamaño de +Kota, con 300 establecimientos en México y que planeaba invertir 30 millones de pesos para otras 65 tiendas en 2015, el año que Murry Tawil, socio fundador de la compañía, esperaba como el de mayor crecimiento para la empresa nacida en 1994.

Un día antes de difundirse los videos en donde los empleados Cristian Morales Moreno y René Butrón Hernández maltratan con crueldad y sadismo a dos perritos y al parecer, muere un hámster como consecuencia de los golpes propinados, +Kota firmó un convenio con la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM, "para que especialistas de la universidad den asesoría en las tienda, además de asegurarse de la aplicación de los Manuales de Manejo y Alimentación de Especies y las Guías de Bienestar Animal", según informó SDP Noticias.

"Por su parte, la empresa contribuirá con la Facultad en proyectos prioritarios que incluyen apoyos en infraestructura de la misma", agregó la nota informativa.

Sin duda, una alianza que anulaba de facto otras noticias negativas como multas por 4 millones 383 mil pesos por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por un caso anterior por la venta ilegal de animales silvestres en peligro de extinción y otras protestas menores como en Coatzacoalcos hace seis meses.

La empresa se ha defendido siguiendo el manual de crisis sugerido para estos casos: no esconderse, informar a la opinión pública tanto en la página de Internet como en sus redes sociales conforme van obteniendo información del caso, desactivar comentarios en su página y no presentarlo como un caso aislado de dos empleados desleales.

+Kota tendrá que lidiar ahora con tres niveles de gobierno para escalonar la recuperación de su imagen: primero a nivel local con las autoridades municipales de Pachuca para trasladar la operación a otro punto, lejos de Galerías Pachuca. En segundo, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa) clausuró ayer la sucursal como mero acto mediático pues lo hizo sin apego a la ley y olvidándose en un primer momento de los otros animalitos que se encontraban en la tienda; por lo menos +Kota sabe que lidiará con una multa menor y contra operadores de la Proespa poco efectivos. Y tercero, una posible multa ante la Profepa, pues solo falta que alguna asociación o algún particular levante una nueva denuncia en contra de +Kota por este acto.

En total, la estupidez de Cristian y René le costaría a +Kota cerca de 8 millones de pesos por concepto de multas en un primer ejercicio. Si la crisis escala a otras dimensiones, la UNAM podría desactivar la alianza estratégica y algunas marcas como Bayer, Pedigree, Whiskas, Powerpet y Royal Canin podrían retirar su alianza comercial que mantienen con la empresa hasta que no comprueben, nuevamente parafraseando la nota de SDP Noticias, que han puesto en marcha "diversas acciones para fortalecer las condiciones de sus unidades, además de facturar la totalidad de los animales, para demostrar la legalidad de los mismos".

0
comentarios
Ver comentarios