En Contexto. No estamos bien ni podemos estar de buenas

INEGI
INEGIArchivo

El INEGI confirmó que la actividad económica nacional está estancada.

Por si fueran pocas todas las cosas que ya nos resultan agobiantes social y políticamente, ahora se suma el resultado de un indicador que refleja, sin matices ni propaganda oficial, que en materia económica no vamos bien ni podemos estar de buenas.

El INEGI confirmó que la actividad económica nacional está estancada.

Se preguntarán y ¿eso es bueno o malo?

Definitivamente no es bueno, porque desde hace meses el desempeño económico del país está en cero y en este nivel los movimiento han sido laterales y marginales. Esto es, apenas hemos visto estertores, una especie de agonía, para estar a tono con las fiestas de muertos, pero si las cosas siguen así caeremos en recesión.

De acuerdo con el INEGI, en octubre el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) apenas creció 0.1 por ciento respecto del mes anterior, pero en la comparación anual se observa una caída de 0.4 por ciento.

Este resultado se debió a una caída de (-)2.6 por ciento de las actividades primarias y del nulo movimiento del sector terciario o de servicios que ensombrecieron el avance de 0.8 por ciento del sector secundario.

Entre las muchas explicaciones a este deplorable desempeño de nuestra economía se debe tomar en cuenta principalmente la casi nula operación del sector de la construcción, en donde el gobierno federal al cancelar obras de infraestructura como el aeropuerto de Texcoco para reorientar el gasto público a otras acciones políticas, lo que contribuyó para cerrar el paso al sector de la construcción en su conjunto y arrastrar a muchas más actividades.

La minería, también ha mostrado un desempeño deplorable, en buena medida y como sucede con otros sectores, por la inseguridad.

Así, con la suma de diversos factores desde hace 10 meses se aceleró el desplome de la inversión privada, al tiempo que se agudizó la moderación en el consumo.

Hace unos días se anunció un programa nacional de infraestructura con participación de los sectores público y privado para reactivar a la economía que, por razones presupuestales y de tiempo, podrá mostrar efectos estadísticos hacia la segunda mitad de 2020.

La única ventaja de este desilusionante panorama es que la inflación general de la primera quincena de octubre se ubica en una tasa anual de 3.1 por ciento, apenas una décima porcentual por encima de la de septiembre, pero en línea con el objetivo que se fijó el Banco de México para el año en curso.

Ahora, ¿cuál el riesgo más cercano?

Que el desempeño económico incremente la velocidad de la caída porque no hay elementos que puedan detonar el crecimiento en el corto plazo, ni certidumbre para la inversión privada.

Además. el empleo no ha crecido suficientemente y el consumo se ha retraído como parte de la política monetaria restrictiva para poder asegurar que el poder de compra del peso no se deteriore más.

Para 2020 no se advierte la presencia de incentivos fiscales ni presupuestales que puedan estimular un año de crecimiento cero como el que prácticamente estamos enfrentando.

Es más, la carga fiscal que representa el sector energético, con Pemex a la cabeza, junto con el retraso de la firma del T-MEC, que podría ser reabierto en los segmentos laboral y de propiedad industrial para satisfacer las exigencias de Estados Unidos, entre otros factores, dificultan las expectativas financieras y de crecimiento del país.

La importancia de atender la información que ofrece el IGAE radica en el hecho que nos permite saber mes a mes el desempeño y atender la trayectoria de los tres grandes sectores de la economía: primario (agropecuario), secundario (industria) y terciario (servicios), lo que permite generar pronósticos sobre el PIB, que ofrece datos de manera trimestral.

El panorama no es luminoso. Mucho menos, si en el Paquete económico para 2020 la mayoría legislativa de Morena valida caprichos políticos en lugar de perfilar un esquema económico de crecimiento sostenido con bienestar social.

@lusacevedop

0
comentarios
Ver comentarios