Por fin, las pruebas del chantaje a MVS

¿Son contundentes las pruebas presentadas por Joaquín Vargas en el caso MVS-SCT? La respuesta es no.

Las pruebas de las que hablaba Joaquín Vargas, presidente de MVS Comunicaciones, han sido presentadas ante la opinión pública. Son mensajes mandados desde cuentas de correo electrónico de Alejandra Sota, vocera de la Presidencia de la República,; éstos refieren peticiones, consejos, exhortos e intimidaciones de parte del gobierno hacia MVS, respecto a la salida de Carmen Aristegui, alegando su disculpa pública o su despido inmediato. También mensajes de Javier Lozano, ex secretario del Trabajo y Previsión Social, al tema respecto al caso de la periodista y sus declaraciones incómodas, ofrecimiento de disculpa pública, despido inmediato y chantajes sobre el espectro radioeléctrico. Una serie de mensajes mandados desde diferentes medios, a modo cronológico, en donde intervenían Alejandra Sota, Javier Lozano y Joaquín Vargas principalmente (también hubo un incógnito). El director general de MVS buscaba una manera pacifista de arreglar el problema, pidiendo consejos, cediendo a chantajes, dando su brazo a torcer. Realmente les preocupaba la opinión pública a los protagonistas de esta conversación. Las pruebas presentadas en conferencia de prensa el día de ayer, y firmadas ante notario público, son un bum para el gobierno del presidente Calderón; porque siempre se ha manifestado a favor de una libertad de expresión sana y completa, “cómo nunca se había visto en otros gobiernos”.  No parece cierto.

Fue una simple pregunta la que hizo la periodista al presidente Calderón sobre su supuesto alcoholismo, la que desató todo un embrollo que hasta ahora no se puede resolver, y parece que si lo hace, será de una manera catastrófica. Está en juego una frecuencia millonaria. Está en juego la concentración de medios y telefónica. Está en juego la competencia en el mercado de las telecomunicaciones. Está en juego la evolución de nuestro país. Está en juego la reputación de un presidente o la  de un empresario. Ésta última, la más importante para Felipe Calderón y Joaquín Vargas; pero la menos preponderante para nosotros, los demás ciudadanos.

La presidencia ya desmintió las pruebas presentadas por el señor Vargas, dijo Alejandra Sota, que fueron creadas por el presidente de MVS.

Y aquí doy mi conclusión sobre este tema.

Las pruebas parecen ser verídicas, pero yo peco de ingenuo y hasta que no se haga un veredicto no confío en nada. Aún en los veredictos, las pruebas pueden ser alteradas y/o comprados los jueces.

En los mensajes intercambiados, se nota una seria preocupación por la opinión pública, de parte del gobierno y de MVS. Así que, aún, la presión ciudadana es un arma en contra de los “poderosos”. Por eso el gasto millonario en imagen pública.

De cualquier forma, los que salimos perdiendo somos los simples ciudadanos.

La libertad de expresión sigue siendo un mito en nuestro país.

Los protagonistas de estos mensajes escriben como si fuesen jóvenes de preparatoria o secundaria. Tal vez apuesten a lo pragmático, pero que mal se ve eso. No me sorprende. Les dejo el link, donde pueden descargar la diapositiva con las pruebas presentadas por Joaquín Vargas el día de ayer en conferencia de prensa, para que saquen sus propias conclusiones.

http://bit.ly/NhphCK

0
comentarios
Ver comentarios