Dos Caminos

Hay que ser honestos también para aceptar la realidad. Porque para aceptar la verdad, no solo se necesita la voluntad para conocerla, sino el valor de asumirla. 

 

Ahora se está esperando la resolución del Tribunal para saber el destino de las elecciones del 1 de Julio. 

 

Las reglas del juego nunca fueron claras ni transparentes, porque la institución para velar por el proceso electoral, está diseñado por quienes siempre quieren ganar. El mecanismo del instituto electoral mexicano esta hecho para simular una democracia, no para ejercerla, mucho menos para hacer que se cumpla.  

 

En mi opinión hay dos caminos después de este dudoso proceso:

 

 - El primero es acatar el resultado que se dé desde el Tribunal. De esa manera se puede volver una oposición digna, se puede trabajar a favor de nuestro país, pues lo que se debe de buscar es el bien común, no solo los intereses de un grupo, ni tampoco los del 33% del electorado. 

 

Hay mucho trabajo que hacer, por lo pronto y por si muchos no lo han notado, el PRI no se está desenvolviendo con la libertad que quisieran. Se han dado cuenta que la sociedad no se puede manipular tan fácilmente como en aquellos años, cuando su sola palabra era ley.

 

En Soriana están metidos en serios aprietos, ellos mismos se lo buscaron, pues actuar sin principios y lejos de la ética, tiene consecuencias y la sociedad les está cobrando. ¿Si quiebran? Pues ya habrá quien surta y atienda ese mercado que queda disponible, que es una necesidad que se deberá cubrir y por ende traerá como resultado, la generación de los empleos "perdidos". 

 

Televisa, no está teniendo el rating que tenían, ni siquiera con los Juegos Olímpicos. Cada vez son mas los que no están permitiendo dejarse influenciar por sus noticiarios tendenciosos. Cada vez son mas los que buscan al aliado imparcial que es el Internet y escogen medios alternativos de entretenimiento e información digital, para saciar ese natural instinto de mantenerse bien informado. 

 

No hay que subestimar nunca, que el esfuerzo razonable y mesurado, nunca trae consigo resultados instantáneos; pero por lo regular nos lleva a resultados mas contundentes.

 

- El segundo es mantenerse en la protesta provocadora, que incita a la violencia. Esos movimientos de inconformidad volcada en odio, es como jugar con fuego. Cualquier situación violenta, será motivo para culpar al movimiento opositor y así poner en evidencia a quienes lo representan. De esa manera no se puede llegar a ningún lado, pues de lo que los mexicanos estamos hartos es de la violencia. De esa manera el movimiento se irá diluyendo y perdiendo fuerza ... eso solo beneficiará a la oligarquía, que es la que quiere vernos desesperados para juzgarnos como unos vagos revoltosos. 

 

Es hora de demostrar que somos un pueblo inteligente. Actuemos de esa manera. 

 

Considero prudente, que Andres Manuel Lopez Obrador, quien es un líder moral que representa el sentir de millones de mexicanos, se desmarque de su pretensión de ocupar la presidencia y que desde su privilegiada posición política, apoye sangre nueva con la misma ideología, para poder restituir una democracia verdadera alejada de todo interés personal. 

 

Es tiempo de México. 

0
comentarios
Ver comentarios