Columnas

Bolivia, en marcha un nuevo golpe si gana el partido de Evo Morales: RedCom

Bolivia. Proceso electoral en peligro.Juan Karita / AP

Documentos a los que ha tenido acceso la  REDCOM, develan una lista de los militares bolivianos en servicio activo y pasivo adictos al Gobierno golpista de Jeanine Añez, que estarían detrás de la organización de un golpe militar para impedir que se realicen las próximas elecciones en Bolivia.

Desde hace varios meses la derecha nacionalista y conservadora boliviana intenta, a toda costa y de todas las formas posibles, sacar de la contienda electoral al candidato del  Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce.

Las oligarquías neoliberales de derecha, encabezadas por el golpista Luis Fernando Camacho y el ex presidente (2003-2005) Carlos Mesa, han apelado repetidamente a la intervención externa de la Organización de Estados Americanos (OSA) para suspender las elecciones. en Bolivia, luego de tres aplazamientos (de marzo a mayo, luego a septiembre y finalmente a octubre).

Estos marginales se ven decididamente intimidados por un regreso al gobierno del MAS, tras el golpe de Estado contra el expresidente legítimamente electo Evo Morales en noviembre de 2019. A pocos días antes de la votación (próximo 18 de octubre), y la esperada victoria popular del MAS, aliado con la Central Obrera Boliviana  y el  Pacto de Unidad, se vuelve cada vez más concreta y tangible, tomando la forma de una oportunidad real de redención para las masas trabajadoras, campesinas y populares que, gracias a Evo Morales, habían tenido representación política. y obtuvo una mejora económica y social de sus condiciones de vida.

Todas las encuestas electorales señalan el gran desprendimiento de los candidatos del MAS, Luis Arce y David Choquehuanca, con cerca del 42% de las preferencias, del resto de candidatos, en particular los de  Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa y Gustavo Pedraza, con 26% y de la alianza  Creemos, Fernando Camacho y Marco Pumari, se estancaron en el 20%.

La autoproclamada presidenta de facto, Jeanine Añez, retiró su candidatura con el frente Juntos ya desde hace más de un mes y, además de perder cuatro ministros que renunciaron en los últimos días, también fue abandonada por sus aliados políticos.

Los partidos que la apoyaron, en particular la Unidad Nacional de Samuel Doria y el Movimiento Demócratas del gobernador Rubén Costas, han decidido brindar su apoyo a Carlos Mesa y Fernando Camacho, respectivamente.

Se trata de intentar frenar el avance del MAS y su victoria en la primera vuelta. De hecho, el ordenamiento jurídico boliviano establece que, si uno de los candidatos obtiene una mayoría absoluta o un voto de más del 40% con una diferencia del 10% sobre el segundo, no es necesaria una segunda vuelta entre los dos más votados.

La extrema derecha y sectores de la jerarquía militar, impulsores del golpe de Estado de noviembre de 2019, han lanzado una serie de operativos en distintos departamentos, en particular Santa Cruz y Cochabamba, encaminados a generar una situación de miedo generalizado a través de acciones violentas y criminales.

Es el mismo guión promulgado repetidamente en la República bolivariana de Venezuela, mientras los principales medios de comunicación internacionales y los títeres del imperialismo estadounidense - desde el secretario de la OEA Luis Almagro hasta los senadores republicanos Ted Cruz o Marco Rubio - se preparan para la reacción coordinada de Washington y dirigida por el secretario de Estado Mike Pompeo.

Hace poco, el diario británico The Morning Star publicó un artículo sobre los ataques terroristas que se están preparando en Bolivia a través de grupos de la extrema derecha, incluidos algunos contra observadores electorales internacionales, con el objetivo de atribuirlos a los miembros del MAS y evitar su victoria electoral (False Flag Operations).

En el documento editado por REDCOM y publicado en la página web Kaos en la red y, que SDP Noticias publica por entero en apéndice, se detalla las responsabilidades de los aparatos militares en la planificación y organización de estas acciones violentas y sobre el riesgo concreto de un potencial nuevo golpe de Estado en caso de victoria del MAS. Las próximas semanas, el resultado de las elecciones y los días siguientes serán decisivamente importantes para el futuro del pueblo boliviano.

Los documentos aportados por los antifascistas bolivianos en la elaboración de la Red de Comunicación Popular RedCom, revelan una lista con nombres, apellidos y grados de militares bolivianos en servicio activo [personal militar de las Fuerzas Armadas que eligieron la carrera militar como profesión regular, ndt] y pasivos [militares retirados que, sin perder su rango, abandonan las Fuerzas Armadas permanentes y entran en las filas de reserva de sus respectivas fuerzas,  ndt ] - al servicio del gobierno golpista de Jeanine Añez - quienes estarían detrás de la organización de situaciones de extrema violencia para Impedir la celebración de las próximas elecciones en Bolivia.

Estos escenarios de violencia se registrarán antes, durante y después de las elecciones. El principal objetivo será evitar a toda costa el regreso de las fuerzas populares y progresistas al gobierno.

El eje central de estos escenarios es el conjunto de "falsos positivos" [en lenguaje militar, un "positivo" representa un enemigo derrotado; los "falsos positivos" son individuos tomados a la fuerza, secuestrados y asesinados por el ejército nacional, luego disfrazados de guerrilleros para potenciar los resultados represivos del ejército y alimentar la propaganda mediática contra los grupos organizados,  ndt] sobre lo que los ministros del Gobierno y Defensa llevan trabajando muchos meses. El objetivo final, siempre que el  Movimiento al Socialismo (MAS) gane las elecciones, y no hayas fraudes, es un nuevo golpe en Bolivia.

Bajo el título de “información complementaria”, los documentos recibidos de Bolivia, y publicados por la RedCom, describen la identidad de once militares en servicio pasivo que se están moviendo en acciones de represión contra los movimientos sociales y el MAS.

Estas conspiraciones militares tienen como centro de operaciones a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y son las Reservas Activas: Coronel Ramiro Eduardo Calderón De La Riva Lazcano, Coronel Edwin Ivan Suaznabar Ledesma, Coronel Saúl Torrico Peredo, Coronel Luis Sagredo Torrico , Coronel Grober Quiroga Gutierrez.

La lista continúa con otros militares que no pudieron ser identificados con sus filas, todos están agrupados en la XII Logia de Renovación del General Alcalá y que son los siguientes: Marcelo Gandarillas, Ariel Alcides Canaza Gómez, Roger Hurtado Lazo, Osar Guillén , Álvaro Rueda Peredo, David Paukara Poma.

Las fuentes consultadas por REDCOM luego de recibir los documentos, subrayan que los militares "de orientación nacionalista de derecha y ultraderecha" han trabajado arduamente, durante un mes, para recabar información valiosa para su acción. Esto incluye información sensible sobre los hoteles donde se alojarán los observadores electorales internacionales, incluyendo detalles sobre cómo acceder a ellos, para que puedan localizar las bombas y "dejar rastros que incriminen al MAS" si se da luz verde.

A esta muleta militar se suman los medios, a través de medios concentrados, a partir de los cuales construyen una realidad ficticia y manipulan subjetividades.

Desde julio pasado y especialmente desde agosto - cuando un retén nacional que convocó a las elecciones generales del 3 de septiembre, como lo subraya la ley aprobada por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), finalmente tuvo que renunciar a sus cargos y aceptar las elecciones Octubre. El gobierno, a través del Ministerio de Seguridad Pública y el Ministerio de Defensa, respectivamente, no han dejado de lanzar una ofensiva mediática con el objetivo de instalar en la población las siguientes consignas infundadas: “El MAS activa a grupos irregulares para generar violencia y influir en la democracia" o “el MAS se prepara para activar la violencia el 18 de octubre, una vez que se conozcan los resultados que les serán desfavorables en las elecciones generales".

Además de los militares y los medios de comunicación, el gobierno golpista tiene dos ministros. Los ministros del Gobierno de facto, Arturo Murillo, y de Defensa, Luis Fernando López, que han sembrado las condiciones para los "falsos positivos" y las operaciones bajo falsa bandera mencionadas. En este sentido, es importante examinar algunas de las acciones que se llevaron a cabo: la atribución al MAS del bombardeo de antenas de telecomunicaciones en El Chapare y Santa Cruz (de junio a julio), la incautación de más de 126.000 municiones calibre 22 en Cochabamba, acusando el MAS para preparar acciones guerrilleras (agosto) o que los líderes del MAS son responsables de algunos incendios en la Chiquitanía Amazónica (septiembre).

En las últimas semanas se han registrado dos movimientos extraños e inusuales del personal militar activo y pasivo de las Fuerzas Armadas, se lee en el documento. Primero, una reunión exploratoria en Chapare.

Los días jueves y viernes 24 y 25 de septiembre se llevaron a cabo reuniones privadas entre Fernando López (Ministro de Defensa), Sergio Orellana (Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas), Rubén Salvatierra (Comandante del Ejército) y el Coronel Javier Espinoza Daza (Comandante de División del Chapare).

La reunión de la mañana del 24 de septiembre, que se desarrolló de 9:00 a 13:00 horas, contó con la presencia de todos los presentes, excepto el Comandante del Ejército, quien fue convocado para la tarde. Si bien todos estuvieron presentes en la reunión de la tarde del 24 y el viernes 25, informa el documento en manos de  REDCOM.

El objetivo de estos encuentros fue analizar la información ya recogida en campo por la inteligencia militar y que se ha profundizado en la zona del Chapare, desde hace más de dos semanas, según las fuentes militares consultadas.

De estos encuentros resultan sorprendentes algunos datos obtenidos de nuestras fuentes. Nos referimos al trabajo exploratorio de dos estaciones de radio,  Kausachum Coca y Soberanía, donde se asume que las armas y explosivos se encuentran escondidos en las instalaciones de ambas estaciones; la presencia de las Fuerzas Especiales de Operaciones Especiales (F-10) en unas cincuenta; La presencia de las Fuerzas Especiales de Challapata, del departamento de Oruro, llegó hace dos semanas.

Estas fuerzas están al mando del Mayor Santiesteban, hijo del General Santiesteban, quien estuvo involucrado en las acciones del gobierno de Evo Morales en 2008-2009. Y por último, pero no menos importante, el despliegue activo de ejércitos pasivos y la coordinación con los grupos paramilitares.

Estos militares pasivos se organizan en torno a la Coordinación Militar Nacional (CNM) - con orientación nacionalista de derecha y ultraderecha - en relación directa con el Ministro de Defensa y, aunque pueda parecer extraño, también con el exlíder cívico Luis Fernando.

El documento también describe a los cuadros militares que lideran el CNM, quienes han “trabajado durante un mes” en torno a 3 objetivos operativos fundamentales: en el trabajo para obtener información sobre los hoteles donde se alojarán los observadores internacionales para las elecciones generales; en la recolección de información sobre estos hoteles y su contexto externo, es decir, en las rutas de acceso, y en la colocación de artefactos explosivos en los hoteles, tanto en el interior como en el exterior.

El documento no solo enumera a los militares involucrados en el complot contra las instituciones en Bolivia, sino que también destaca los roles que jugarán algunos de ellos. El coronel en servicio pasivo (SP) Oscar Pacello Aguirre, tendrá la tarea de diseñar el plan y encontrar el lugar exacto para llevar a cabo las explosiones, dejando huellas que incriminan al MAS. Esta acción busca acusar al MAS y provocar una reacción de la sociedad por los efectos en la población civil, si es posible en la niñez.

El coronel (SP) Julio César Maldonado Leoni, será el encargado de lanzar la noticia mortal (no dijeron cuál) de 3 países diferentes como hecho investigado. El General (SP) Marco Antonio Bracamonte tiene la tarea de movilizar a los miembros de las iglesias cristianas que piden la paz.

“Chiqui” y “Toboaldo Cardozo” (SP) son responsables de los vínculos con los grupos paramilitares de Santa Cruz ( Unión Juvenil Cruceñista ), Cochabamba ( Juventud Kochala ) y La Paz ( La Resistencia ).

El mayor general Iván Hilarión Alcalá Crespo, director de la ANH y un hombre muy relacionado con la embajada de Estados Unidos, es el encargado de proporcionar vehículos y combustible a los militares del sector pasivo.

Según se sabe, los objetivos centrales de las acciones terroristas son cuatro: boicotear la conducción de las elecciones y generar una solicitud masiva de suspensión o cancelación de las elecciones; en segundo lugar, desencadenar la condena por las redes sociales y los medios de comunicación del daño colateral a la población civil que habría causado la detonación del explosivo; además, presionar por las elecciones que se realizarán dentro de un año, argumentando que no hay garantías en el país por la violencia organizada por el MAS; finalmente, exigir la entrega del gobierno al ejército.

Se dice que el coronel retirado Mario Alberto Almeida Salas, quien también proporciona los recursos financieros, asumirá el control general. Finalmente, el cierre de la  Asamblea Nacional Legislativa  y el anuncio de la Refundación de la República.

Ante este contexto desestabilizador y golpista, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, haciéndose eco de la noticia de los medios alternativos, advirtió de estos posibles hechos violentos para evitar las próximas elecciones en el país y hace un llamado urgente a la comunidad internacional. para monitorear la situación.

"La información sobre la organización de situaciones violentas para evitar elecciones en Bolivia es muy preocupante", escribió Evo en su cuenta de Twitter las semanas pasadas.

Sus declaraciones se refieren principalmente a dos publicaciones, una del diario británico  The Morning Star, que el Primer de octubre pasado informó que grupos violentos vinculados a paramilitares de extrema derecha en Bolivia estaban preparando atentados terroristas para ser atribuidos al MAS e impedir su victoria electoral.

El segundo, publicado por el ya mencionado medio alternativo RedCom el pasado 27 de septiembre, donde se da a conocer un informe exclusivo recibido de Bolivia y elaborado por grupos de inteligencia estatales, liderados por civiles y militares que están del lado de la Constitución y la democracia. Y que publicamos integralmente a continuación.

***

INFORME: CINCO ESCENARIOS, VIOLENCIA Y NUEVO GOLPE EN BOLIVIA

Fuente: RedCom, 27 de septiembre de 2020

Estamos cada vez más cerca de la cita electoral en Bolivia. Ya han pasado más de 300 días desde que Áñez asumiera como presidenta de facto de Bolivia, tras el Golpe de Estado, y sin haber sido electa para tal menester. En este tiempo, claramente se ha extralimitado en sus funciones, en la mayoría de las decisiones, y no respetó el "espíritu transitorio" que debía marcar su gestión. Lo hizo en materia de Relaciones Internacionales, Justicia, sectores estratégicos, Fuerzas Armadas... Y, cómo no, también ha tomado las riendas en los asuntos económicos y sociales. En su corto periplo golpista y destituyente van 34 ministros, hubieron 17 cambios y del primer gabinete de Añez sólo 7 perduran.

Pero, en este contexto, cómo se aprecia o qué análisis se pude realizar del antes, durante y después del proceso electoral. Cuáles serían los distintos escenarios. No dejando por fuera a la violencia, y que se puede llegar a registrar en ese antes, durante y después de las elecciones, cuyo objetivo central sería: evitar el regreso de las fuerzas populares al gobierno.

En este sentido, colegas bolivianos nos han hecho llegar a la redaccion de REDCOM, un Informe exclusivo sobre el estado de la situación coyuntural y la descripción y análisis de cinco posibles escenarios, la violencia que estaría implíscita y una meta, siempre y cuando gane las elecciones el MAS: un nuevo Golpe en Bolivia.

El Informe, que a continuación presentamos, y que daremos a conocer a través de distintos medios alternativos (europeos y de la Patri Grande), ha sido realizado por Grupos de inteligencia del estado, encabezados por civiles y militares que están del lado de la Constitución y la democracia.

INFORME

I. TENDENCIA ELECTORAL 

A poco menos de un mes de las elecciones generales del 18 de octubre, es posible apreciar cinco escenarios:

1. El MAS queda fuera de las elecciones debido a la cancelación de su sigla por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). La presión para que ello suceda es muy grande.

Este peligro vuelve a surgir debido a que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) rechazó las dos demandas de inconstitucionalidad (abstracta y concreta) presentadas por el MAS como respuesta a la demanda de cancelación de su sigla interpuestas por la derecha, por una presunta violación de la ley electoral perpetrada por su candidato Luis Arce al comentar unas encuestas en un periodo no autorizado.

Este rechazo del TCP todavía no se conoce oficialmente y sería en el transcurso de la semana, por lo que la decisión de cancelar o no la personaría juridica del MAS quedará en manos del TSE. 

Si esto sucede es posible que se “maten dos pajaros de un tiro”. Se proscribe al MAS y a lo que representa, y se saca de competencia a Carlos Mesa debido a que ante la reacción previsible de los movimeientos sociales se postergan las elecciones para el siguiente año. Así solo quedan en escena política la ultraderecha.

2. El MAS obtiene un triunfo en primera vuelta a pesar de que Carlos Mesa se beneficie de los votos que iban para Jeanninne Añez de la coalición Juntos, que acaba de declinar de su candidatura luego de conocerse una encuesta que la ubicaba en cuarto lugar, tras Luis Fernando Camacho.

La intención de voto de acuerdo al estudio realizado por la Fundación Jubileo (que fue parte activa del Golpe de Estado en noviembre) y que determinó que Añez se baje de la carrera electoral mostraba, considerando solo votos válidos, los siguientes resultados:

• Luis Arce (MAS) 40,3 %

• Carlos Mesa (CC) 26,2 %

• Luis Fernando Camacho (CREEMOS) 14,4%

• Jeaninne Añez (Juntos) 10,6 %

• Chi Hyun Chung (Fuerza para la Victoria) 4.4 %

• Jorge Quiroga (Lider XXI) 2,8 %

• María Baya (ADN) 0.8 %

• Feliciano Mamani - Pan-Bol 0,6 % 

Si se toma en cuenta que el MAS históricamente tiene desde las elecciones de 2005 un “voto oculto”, no es exagerado pensar que pudiera pasar el 45% de la votación.

3. El MAS logra la primera posición en las elecciones, pero no obtiene más de 10 puntos frente al segundo debido que los votos de Añez y la mayor parte de los indecisos se inclinan por Carlos Mesa el día de las elecciones. Con este resultado se va a segunda vuelta y la coalición anti-MAS se articula sin mayor esfuerzo.

4. Las elecciones se suspenden debido a un cuadro de violencia de magnitud que se le atribuye al MAS y que desencadena una reacción social y militar conservadora. Las causas de la suspensión pueden ser:

• Aprovechar la previsible reacción de los movimientos sociales a la cancelación de la personería jurídica del MAS para sacar a militares y policías, generando un escenario de convulsión social y montando la matriz de opinión de que no hay condiciones para las elecciones.

• La deserción de algunos Tribunales Departamentales Electorales a último momento, provocando la misma reacción de los movimienrtos sociales y la respuesta del gobierno.

• La respuesta del TSE a pedido de los partidos de derecha debido a las acciones terroristas y violentas atribuidas al MAS.

5. El MAS gana en primera vuelta y se alienta una reaccion social-militar conservadora para no entregarle el gobierno.

II. LOS ESCENARIOS DE LA VIOLENCIA Y UN NUEVO GOLPE

Vamos a detenernos ahora en los posibles y no descartados escenarios de violencia que se registren antes, durante y después de las elecciones, cuyo objetivo central sea evitar el regreso de las fuerzas populares al gobierno.

El eje central de los escenarios de violencia es el montaje de “falsos positivos” en los que los ministros de Gobierno y Defensa se encuentran trabajando desde hace muchos meses. 

1. ANTES Y DURANTE LAS ELECCIONES

a. Antecedentes.

Desde julio pasado y sobre todo desde agosto, cuando un bloqueo nacional de caminos que pedía elecciones generales el 3 de septiembre, como señalaba la ley aprobada por la ALP, finalmente tiene que ceder posiciones al aceptar elecciones para el 18 de octubre, el gobierno a través de los Ministerios de Gobierno y Defensa, respectivamente, no han dejado de lanzar una ofensiva mediática con el objetivo de instalar en la población las siguientes matrices:

• El MAS activa grupos irregulares para generar violencia y afectar la democracia.

• El MAS se prepara para activar violencia el 18 de octubre, una vez que se conozcan los resultados que les serán adversos en las elecciones generales.

• Hay más de un indicio de que los Ministros de Gobierno y Defensa han estado sembrando condiciones para “falsos positivos”. Miremos algunos ejemplos: atribuir al MAS la voladura de antenas de telecomunicaciones en El Chapare y Santa Cruz (junio a julio), la incautación de más de 126 mil municiones calibre 22 en Cochabamba acusando al MAS de estar preparando acciones guerrilleras (agosto) o que dirigentes del MAS son los responsables de algunos incencios en la Chiquitanía amazónica (septiembre).

b. Acciones de reconocimiento

Dos extraños desplazamientos, nada habituales, se han registrado en las últimas semanas de parte de militares activos y pasivos de las Fuerzas Armadas.

• Primero, reunión con fines exploratorios en el Chapare.

El jueves y viernes, 24 y 25 de septiembre, se han registrado reuniones reservadas entre el Ministro de Defensa, Julio López; el Comandante en Jefe de las FFAA, Sergio Orellana; el Comandante del Ejército, Rubén Salvatierra; Comandante de División del Chapare, Cnl Javier Espinoza Daza. 

La reunión de la mañana del 24 de septiembre fue de 09:00 a 13:00 en la que estuvieron todos los mencionados líneas arriba, menos el Cmte del Ejército, quien fue convocado para la tarde.  

En la reunión de la tarde del 24 y del viernes 25 estuvieron todos. 

Aunque no se tienen detalles, el objetivo de esta reunión fue para analizar información recolectada por inteligencia militar que ha sido redoblada en la zona del Chapare desde hace más de dos semanas, según señalan fuentes militares.

De esta reunión llama la atención los siguientes datos:

• El trabajo exploratorio de las dos radios que existen en zona: Kausachum Coca y Soberania. Se presume que en los predios de ambas radioemisoras se esconden armas y explosivos.

• La presencia de las Fuerzas de Operaciones Especiales (F-10) en un número de cincuenta.

• La presencia de Fuerzas Especiales del Challapata, del departamento de Oruro, que arribaron hace dos semanas. Estas fuerzas están al mando del mayor Santiesteban, que es hijo del general Santiesteban que estuvo involucrado en las acciones desestabilizadoras del gobierno de Evo Morales en 2008-2009.

• Segundo, activo despliegue de militares pasivos y coordinación con grupos paramilitares.

Los militares pasivos organizados alrededor de Coordinación Nacional Militar (de orientación nacionalista de derecha y utraderecha) están en relación directa con el Ministro de Defensa y, aunque parezca extraño, también con el ex dirigente cívico Luis Fernando Camacho.

Los cuadros militares dirigentes de la CNM estarían trabajando desde hace un mes entorno a los siguientes objetivos operativos:

1. Trabajo de obtención de información de los hoteles en los que se alojarán los observadores internacionales de las elecciones generales.

2. Recolección de información de esos hoteles y su contexto externo (vías de acceso, etc).

3. La colocación de artefactos explosivos en los hoteles (dentro o fuera de ellos).

El Cnl (SP) Oscar Pacello Aguirre, será el encargado de diseñar el plan y buscar el lugar exacto para hacer las explosiones, dejando vestigios que incriminen al MAS. 

Con esta acción se busca incriminar al MAS y provocar una reacción de la sociedad por las afectación a civiles, si es posible niños.

El Cnel (SP) Julio Cesar Maldonado Leoni, estará al mando de lanzar la noticia mortal ( no dijeron cual ) desde 3 países diferentes como un hecho investigado.

El General (SP) Marco Antonio Bracamonte es el encargado de movilizar a los miembros de las iglesias cristianas pidiendo paz.

“Chiqui” y “Toboaldo Cardozo” (SP) son los responsables de lograr conexión con los grupos paramilitares de Santa Cruz (Unión Juvenil Cruceñista), Cochabamba (Juventud Kochala) y La Paz (La Resistencia).

Gral De Division Ivan Hilarion Alcala Crespo, director de la ANH y hombre estrechamente vinculado a la embajada de los EEUU., es el responsable del suministro de vehículos y combustible a los militares del sector pasivo. 

De acuerdo a lo que se conoce, cuatro serían los objetivos centrales de las acciones terroristas:

1. Boicotear la realización de elecciones y crear una demanda masiva de suspensión o anulación de las elecciones.

2. Desendenar una condena social y de los medios de comunicación por los daños colaterales en civiles que estarían al momento de la detonación de los explosivos.

3. Presionar para que se convoquen a elecciones para dentro de un año con el argumento de que no hay garantías en el país debido a la violencia organizada desde el MAS.

4. Pedir que el gobierno le sea entregado a los militares. Se habla a favor de que asuma el Cnel. Retirado, Mario Alberto Almeida Salas, quien además proporciona los recursos economicos.

5. El cierre de la Asamblea Nacional Legislativa y anunciar la Refundación de la República.

2. DESCONOCIMIENTO DEL RESULTADO ELECTORAL

En línea con el objetivo político central del golpe de Estado de noviembre de 2019, los partidos de ultra lo que menos están dispuestos a aceptar es un triunfo electoral del MAS. 

Se desconoce la posición que adoptaría el demócrata-liberal Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, ante una hipotética victoria del MAS. Es claro que su voz será fundamental para quitarle legitimidad a un nuevo golpe de Estado.

Si el MAS obtiene la victoria en primera vuelta, estos son los posibles escenarios del desconocimiento del resultado electoral:

1. Convulsión social alentada desde los comites cívicos y las plataformas ciudadanas pidiendo la anulación de las elecciones.

El objetivo sería el cierre de la Asamblea Legislativa Plurinacional y que Añez se mantenga como presidenta por un año más. 

Esto es creible pues como han advertido algunos analistas nada afines al MAS y medios como Pagina Siete, las medidas que toma Añez es como si estaría segura de que se quedará más tiempo.

2. Convulsión social que termina con el desconocimiento del resultado electoral, el cierre de la ALP, la “renuncia” de Añez (más como un hecho distractivo) y la entrega del gobierno a una junta militar.

III. ANALISIS

Es evidente el alto grado de tensión que envuelve a las elecciones generales del 18 de octubre.

Sin entrar en detalles, es posible apreciar en el bloque contrario al MAS lo siguiente:

a. La apuesta de la ultraderecha y de la derecha liberal a que el TSE le arrebate la sigla al MAS. La pregunta es si el TSE se animará a cancelar la personería juridica del MAS cuando la campaña ya está en su momento más intenso.

b. La apuesta del gobierno de Añez de que el “voto útil” al que se está apelando logre la suficiente cantidad de votos a favor de Carlos Mesa o Luis Fernando Camacho, ya sea para evitar el triunfo del MAS en primera vuelta con más de 10 puntos de ventaja sobre el segundo o, si es posible, para lograr el triunfo de Mesa o Camacho el 18 de octubre.

c. La subestimación del nivel de compactación de los movimientos sociales en caso de que se decida interrumpir el acto electoral o negar su resultado favorable al MAS.

d. El gobierno está seguro de que los movimientos sociales tendrán la misma imposibilidad de responder con contundencia ante una anulación de las elecciones o un desconocimiento del resultado electoral, como ocurrió en noviembre de 2019.

e. El gobierno está seguro de que en agosto pasado los Movimientos Sociales no tuvieron la capacidad de lograr ni elecciones el 3 de septiembre (que perfectamente se habría realizado debido al desconfinamento ordenado el 31 de agosto) ni conseguir la renuncia de Añez.

f. Complota contra la salida electoral favorable la decisión de Camacho de no bajarse de las elecciones. La presión de los grupos de poder externos (EEUU, UE, Brasil y Colombia) para que el ex dirigente cívico decline su candidatura, si una nueva encuesta da por ganador al MAS, es muy grande.

En el campo del MAS y los movimientos sociales se advierte:

a. La conciencia de que el gobierno y la ultraderecha buscan por todos los medios evitar el triunfo electoral del MAS.

b. La predisposición política y organizativa para lograr la Defensa del Voto durante el acto electoral y después.

c. La falta de una visión táctica de lograr el compromiso de Carlos Mesa para que se respete el resultado electoral, cualquiera que este fuese, es una grave deficiencia en el MAS.

IV. INFORMACION COMPLEMENTARIA

Esta es la lista de los militares en servicio pasivo que se están moviendo en acciones de represión de los movimientos sociales y del MAS.

Desde la ANH se tiene un centro de operaciones en los que están:

1. Cnel. Reserva Activa Ramiro Eduardo Calderon De La Riva Lazcano (RA);

2. Cnel. Edwin Ivan Suaznabar Ledezma (RA);

3. Cnel. Saul Torrico Peredo (RA);

4. Cnel. Luis Sagredo Torrico (RA);

5. Cnel. Grober Quiroga Gutierrez (RA);

Otros militares que no se pudieron identificar sus grados, todos agrupados en la logia Renovación 12 del Gral Alcalá, son los siguientes:

• Marcelo Gandarillas

• Ariel Alcides Canaza Gomez

• Roger Hurtado Lazo

• Osar Guillen

• Alvaro Rueda Peredo

• David Paukara Poma

RedCom, 27 de septiembre de 2020