AMLO y su gira artística

  Estrella de Rock and Roll, presidente de la nación… ya saben de lo que hablo.

Como un verdadero artista, Andrés Manuel López Obrador trata de posicionarse en los mejores escenarios políticos, en días pasados acaparó la atención de la prensa nacional cuando presentándose ante el Papa Francisco, le obsequió una medalla y una carta, para algunos con un toque de adulación personal. Sin embargo, en esta ocasión el tabasqueño fue más allá a lo que nos tenía acostumbrados y se trasladó directamente a París para iniciar lo que ya todos sabemos, su tercera campaña por la carrera presidencial.

Hemos visto las fotografías del evento de AMLO en Francia, sin embargo, qué es lo que les fue a decir a los académicos, reporteros y público en general que participó en su ponencia. Simple y llanamente les mostró su más reciente creación, les enseñó MORENA. No podía desaprovechar Obrador la oportunidad y el poco conocimiento del público respecto a la creación de dicho partido, por tanto y de manera hábil ?hay que reconocerlo- mostró a MORENA como la única esperanza de México electoralmente hablando, que puede ser capaz de generar una renovación institucional, política, económica, social y demás adjetivos calificativos idealistas de toda democracia moderna.

La ponencia magistral titulada ?La lucha por el renacimiento de México? fue una expresión de sus grandes dotes de dramaturgo político, una táctica ya conocida de él fue la exposición de un sin fin de encuestas de posicionamiento político e intención del voto, muchas de ellas sin fuente ni metodología en las que se mostraba que la mayoría de los entrevistados si los comicios electorales fuesen el día de la encuesta, votarían por AMLO. La justicia sobre el poder vencerá, se repetía a sí mismo y al auditorio el tres veces candidato presidencial.

Su mitin político disfrazado de conferencia, tuvo como eje rector el evidenciar la corrupción del gobierno y de la clase política en México en la última década, cuestión que personalmente aplaudo. Lo que descalifico y he sostenido en muchas ocasiones es la poco atinada costumbre de AMLO de mostrarse como el redentor de este país, de caer en la soberbia que últimamente lo caracteriza para colocarse en peldaños cívicos que sinceramente no le corresponden y mucho menos merece.

Como era de esperarse la clase política, muchos periodistas, analistas y opinólogos se volcaron en las redes sociales cuestionando los recursos con los que López Obrador había realizado su gira, primero en Roma y después en París. Cierto es que AMLO va más allá de cualquier político gandalla, sin embargo si continua con sus giras artísticas poco transparentes en cuestiones de dinero, pronto también estará incluido en la lista negra que conforma la mafia del poder, a la que tanto critica.

Tal parece que AMLO ha descubierto las grandes virtudes y recompensas políticas que los viajes internacionales le pueden dejar, sumado a ello la inexistente y prácticamente imposible de crear regulación jurídica en dicha materia.

Espero sus opiniones en: @_ESaavedra

0
comentarios
Ver comentarios