Poner a San Antonio de cabeza, para atraer el amor

 

San Antonio de Padua mejor conocido como el santo de los enamorados, fue un monje predicador, teólogo muy importante en sus tiempos y con una carrera sacerdotal muy extensa que a nadie le interesa en estos momentos porque todo mundo sólo lo utiliza para voltearlo de cabeza e implorarle que atraiga urgentemente al amor.


Según la iglesia católica esto es una simple superstición. Este “tabú” ni siquiera surgió en México, lo raro es que muchos mexicanos y mexicanas afirman que es un santo muy milagroso y recurren a él para salir del “club de los solteros”.


San Antonio es el santo favorito de las mujeres y hombres esperanzados en conseguir el amor verdadero, al príncipe azul, al compañero ideal con el que piensan pasar el resto de su vida.


¿Cómo hacer que San Antonio me haga el milagrito?


Ir a tu tienda más cercana de ornamentos, orfebrería, rosarios, imágenes, nacimientos, biblias, y demás artículos religiosos.

Pedir con discreción una figura de San Antonio de Padua.

Asistir a la iglesia y pedir al padre que rocíe agua bendita sobre ti y por supuesto a la figura de San Antonio.

Dirigirte a tu casa, encerrarte en tu cuarto y poner un mini altar muy cute.

Prender una veladora cada noche y entonar la siguiente oración:

“Oh San Antonio, santo eres y gentil serás conmigo, bendito tú eres entre todos los santos por la fama de tus milagros.  No mires mi falta de virtud ni mis pecados, estoy sediento(a) de amor y quiero beber el vino de la gloria, lléname de la Divina Majestad, te saludo San Antonio y me regocijo en el favor que te pido, oh San Antonio deja que mi corazón se conmueva e intercede por mí, oh San Antonio cálmame esta ansiedad perturbada de saciedad y hazme renunciar al deseo de pecar AMEN.  (tiene la opción de cantar el rezo)

Se rezan 12 Padres Nuestros, 15 Ave Marías, 5 credos y 8 Rosarios.


El ponerlo de cabeza es un tipo castigo para el santo, porque cuando te hace el milagro tienes que cambiarlo de posición, enderezarlo, es decir… derechito y de pie.  Como forma de agradecimiento tienes que prender otras 4 veladoras y seguir con la fe, además de agrandar el altar, hacerle publicidad contando tu experiencia, debes ir predicando por la vida lo amable que fue contigo.

 

Si después de este sagrado ritual San Antonio no intercede por ti, no te desesperes ni te des al vicio, mejor… échale más fe. 

 

 

 


0
comentarios
Ver comentarios