Columnas

Outsourcing será castigado con cárcel.

LO CLARO. Los estados de la República que somos privilegiados por contar con costa hacia el mar, sabemos de la importancia y beneficios que significa la pesca para la contribución económica del entorno, así como la relevancia turística de los destinos de playa.

De esta suerte, la dependencia y subsistencia de las comunidades apostadas en tales zonas buscan acuerdos con la academia en vías de fomentar la preservación de los humedales y garantizar la sustentabilidad de los mismos.

La Universidad Autónoma de Tamaulipas, en conjunto con asociaciones civiles, llevan a cabo la transferencia de tecnología para la conservación y restauración de manglares y la pesca sustentable en el litoral del golfo de México.

“Les digo que, si no hay manglares se acaba la pesca. Hemos concientizado a la gente de cuidarlos y conservarlos” Señala un líder activista ecológico.

LO MUY OSCURO. Los motores del empleo del país, se encuentran en riesgo.

Sí. Los espacios que ‘permiten la corrupción’, siempre se encuentran llenos.

Pero la vara que hoy mide estos detonantes, avizora una tremenda contracción cuya resultante se traducirá en más pobreza a muy corto plazo.

Vámonos por partes.

Outsourcing. ¿Conoce el término?

Esta figura de contratación laboral, encontró espacio legal para su existencia desde 2012 en el sexenio calderonista y permitía a quienes aún la manejan, el poder ser “el recurso humano externo” de las empresas para así hacer más eficientes sus procesos administrativos.

Ejemplos, miles. Un hospital privado, mantiene en su nómina a doctores y enfermeras como parte de su objeto de trabajo y subcontrata el outsourcing (administración del recurso humano) de la seguridad y vigilancia, el mantenimiento de equipos, las secretarias y el personal de limpieza.

Así su preocupación inmediata es concentrarse en brindar servicios de calidad y de estimular a las empresas externas a que sean a su vez eficaces y eficientes en su desempeño.

Sí, hubo muchos abusos y excesos en el manejo de la subcontratación.

Sin embargo, ni todos son los malos ni todos los corruptos.

Sin duda existieron muchas empresas que simulaban esta práctica legal, que finalmente eran pantalla para evadir impuestos o evitar cargas laborales a los empleadores.

Repito. No todos son santos… ni diablos.

La eliminación de subcontratados

La pandemia mundial pegó significativamente al crecimiento esperado al 2020 y antes que crecer, México se contrajo en 8.5% según datos de INEGI en su PIB.

Es la crisis más severa desde 1932 que reporta al menos 632 mil empleos formales perdidos en ese periodo.

La eliminación total de la tercería laboral (outsourcing) impactará a todos por igual, los que hacen mal uso de ese esquema y a los trabajadores y empleadores que generan crecimiento por el buen camino.

4.6 millones de empleados se inscriben por poco tiempo más en el outsourcing y esto equivale en cifras llanas, al veinte por ciento de todo el empleo formal que existe en el país.

Su inmediato destino será el que desaparezcan las empresas que administran ese recurso y quizá casi la tercera parte encuentre acomodo nuevamente en las plazas laborales que aún les puedan rescatar y los restantes tres millones, a la calle o la informalidad.

Las reformas legislativas en la materia planteadas por el ejecutivo desde octubre de 2020 y por entrar en vigor a partir del presente año, consideran que el uso del outsourcing será castigado con cárcel; la factura por este concepto será ‘no deducible’; con multas fiscales hasta por 4.4 millones de pesos.

El desaliento que ha provocado a la inversión extranjera directa, se traducirá en breve en más recursos que dejarán al país fomentando más desigualdad social y más prácticas de evasión para los nacionales.

Sí. Habrá que apretar tuercas, pero no ahorcarnos solos…

COLOFÓN: “Va en serio que va a desaparecer la subcontratación”: AMLO. Hay sobrerrepresentación en diputados y senadores, por ahí sería un buen comienzo de eliminación de subcontratados...

[email protected]