Opinión

Una alerta para la industria alimentaria

“Productos alimenticios” que utilizan para engordar gallinas y vacas sean consumidos por niñas, pueden ocasionar severos efectos secundarios.
Compartir en
Por Alberto HalabeApril 01, 2021 at 8:33 am CST

Un llamado a la Industria Alimentaria

Al iniciar la Cuarta Transformación pareció que muchos empresarios comenzaron a inquietarse consciente e inconscientemente por la posibilidad de disminuir sus ganancias, y comenzaron a cambiar sus políticas económicas con un efecto similar al que ocurre cuando se avecina una gran guerra, eso lo vimos los habitantes de la Ciudad de México cuando la contaminación fue inédita, hasta ahora, como si hubieran diluido las gasolinas.

Un fenómeno que también ha ocurrido a partir de la Cuarta Transformación muy inquietante para la sociedad y para los médicos que ejercemos la práctica médica cotidiana, es ver cada vez más frecuente y progresivamente que las niñas maduran antes de tiempo, completan su pubertad alrededor de los 13 años, teniendo ya madurez física completa, y, preocupantemente, asociada a aumento de peso en un gran porcentaje de ellas.

Los efectos del clembuterol, el peligro de lo que consumimos

Analizando lo que ocurrió con el clembuterol que se lo administraban al ganado como parte de su alimentación para incrementar su volumen, y que afortunadamente ya se prohibió, si es probable que estén utilizando “productos alimenticios” para eficientar y aumentar en las gallinas la producción de huevo, y en las vacas la producción de leche, y así, las ganancias que se están limitando ahora con la Cuarta Transformación, no perderlas.

Espero que ésta hipótesis no sea del todo cierta, porque de serlo, nos estaríamos enfrentando a un escenario evolutivamente catastrófico, considerando que si las niñas inician su periodo ovulatorio a los 12 o 13 años en general al consumir dichos productos provenientes de la industria avícola y láctea con estimulantes naturales, estarían empezando la menopausia a los 45 a 50 años de edad, con todas las consecuencias que esto conlleva, espero, repito, que más bien sea un fenómeno mundial de adaptación social, física y fisiológica a los cambios modernos por parte de las niñas, pero, indagando más, si hay mayor énfasis de éste fenómeno en México.

Productos orgánicos

Y si, también ha existido una tendencia de consumir productos “orgánicos”, sin químicos agregados en su producción, incluyendo leche y huevo, pero, conociendo la gran cantidad de alimentos que contienen leche y huevo no orgánicos, incluyendo repostería, chocolatería, producción de lácteos en general, elaboración de pastas y hasta de frituras, la posibilidad de que los “productos alimenticios” que se utilizan para engordar gallinas y vacas sean consumidos por niñas ocasionándoles los efectos descritos es muy alta.

Un alto

Por eso hago éste llamado a la industria alimentaria nacional, para que si sí están utilizando estos productos para engordar gallinas y vacas y eficientar la producción de huevo y leche, y esto esté provocando que las niñas maduren antes de tiempo, y aumenten de peso, que lo dejen de hacer, a tiempo.