Opinión

Hamas en Palestina: ¿causa o efecto?

¿Hamas como partido político opositor, fue causa, o consecuencia?...
Un feligrés palestino sujeta un rosario durante una ceremonia en el Vaticano.
Compartir en
mayo 12, 2021 a las 15:00 CDT

¿Qué está pasando entre Israel y Palestina?

Era históricamente muy inesperado que en Israel, el primer país que controló la pandemia por covid-19 en el Mundo, ocurrieran estos conflictos sociales y políticos tan complejos, incluyendo una estampida humana, los cohetes lanzados desde Gaza, y el proceso jurídico contra su Primer Ministro: Benjamín Netanyahu.

Éstas han sido “circunstancias” inesperadas, repito, en primer lugar, en Israel, durante varias épocas del año, hay concentraciones de decenas de miles de personas en diferentes ciudades, incluyendo peregrinaciones religiosas, y su sistema de seguridad es tan estricto, que no permite que haya estampidas; en segundo lugar, sabiendo que el territorio de Gaza es uno de los más vigilados tecnológicamente del Mundo, surge la duda de cómo pudieron fabricar cohetes bélicos de largo alcance, prepararlos, y lanzarlos hacia territorio israelí, así como está ocurriendo; por último, el juicio a políticos israelíes, aunque eso si, no es novedad.

Para entender el porqué surgió el partido Hamas en Palestina, como supuestamente un brazo político de la extinta OLP del Premio Nobel de la Paz Yasser Arafat, relato algunos sucesos que yo personalmente viví como testigo ocular en Israel, al estilo, muy respetuosamente, del admirable reportero: Alberto Peláez.

En 1983 viajé a Israel con mis abuelos maternos, mi abuelo, con orgullo, era ex-reserva de los Canarios del América, y en ese año colocaron fotografías en todo Israel de la actriz Brooke Shields en traje de baño de la marca Gottex en las paradas de camiones, lo que causó gran indignación a los grupos religiosos de allá, y protestaban quemando varias de dichas fotografías publicitarias, generando mucho descontento social.

Luego, en 1988, por medio de una beca que obtuve, participé en Israel en un proyecto de investigación científica en el Instituto Weizman, empezaban las inentendibles intifadas, pero como turista mexicano, yo podía visitar lugares que empezaban a ser restringidos, así que fuimos una noche a cenar con unos conocidos a la ciudad de Belén, el dueño musulmán del restaurant al que acudimos me dijo patentemente: Si Israel nos divide a los palestinos con ellos con los muros que quieren construir, van a cometer el peor error de su Historia.

En el verano del 2011, estaba yo nuevamente en Israel de viaje, y me tocó estar en una marcha a favor del orgullo gay en Jerusalém, donde un judío radical, con un arma blanca, lesionó a varios de los participantes en dicha marcha.

Finalmente, hace 3 años, pude nuevamente viajar a Israel, en el último año de gobierno priista de México, allá visité la Residencia oficial del Primer Ministro: Benjamín Netanyahu, en Jerusalém, para entregarle un resumen sobre los alcances de mi proyecto sobre tratamiento del cáncer con ácido cítrico, que su ex-Primer Ministro Ehud Olmert conoció, y resultó muy interesante lo que me dijo el taxista de regreso, un pensamiento que podría cambiar favorablemente la Historia: los palestinos lo único que quieren es trabajar para llevar comida a sus casas.

Por último, cabe mencionar lo que sucede en el lugar más sagrado del Mundo: El Muro de los Lamentos de Jerusalém, que construyó el mismo Rey David, por un lado, están los religiosos judíos exigiendo donativos monetarios a todos los extranjeros que se acercan, generando desigualdad y un gran conflicto de intereses internacional, y por otro lado, están los árabes israelíes que en pleno viernes por la noche lanzan fuegos artificiales para festejar, cuando los judíos tratan de rezar ahí en paz, violando todos los principios juaristas de respetabilidad universal.

Por todas estas circunstancias que describo en el presente ensayo, surge la gran pregunta: ¿Hamas como partido político opositor, fue causa, o consecuencia?...

Epílogo: Para entender los orígenes históricos del problema palestino en Israel recomiendo la columna publicada en SDPNoticias: Julio 16, 2019.