August 24, 2019 10:19


Amigos de la 4t, hay que activar el gasto público para alentar la economía

crisis
La economía, ya lo dijo hoy en INEGI, no se encuentra en recesión técnica. Creció apenitas, casi nada: 0.1%. Pero sí está en punto de estancamiento.Internet

Cuando el río suena es que agua lleva.

El enredo, que no hay

El Financiero, según datos de Hacienda, oficiales por supuesto, señala que hay un subejercicio de 174 mil millones de pesos en el gasto público en los primeros seis meses del año. Es decir, que, en relación a lo programado, se erogó esa suma menos.

Como suele suceder, el presidente dijo que tiene otra información de la misma dependencia, sosteniendo, también como suele pasar, criterios que no son ortodoxos para juzgar la evolución de la economía.

Por la tarde, la subsecretaria de egresos de la Secretaría de Hacienda, tratando de enmendar la plana de la nota de El Financiero sustentada en datos oficiales, y, obvio, buscando una sintonía con lo dicho por López Obrador, trató de corregir, diciendo que no hay tal subejercicio, con argumentos que se contradicen a sí mismos, y no se sostienen. 

La funcionaria dijo, que se ha ejercido al primer semestre el 46.4% del gasto público, que de acuerdo a este criterio “el subejercicio ha sido ligeramente menor”, dando a entender que, a la mitad del año, han gastado poco menos del 50% de lo asignado en los fondos públicos, y que, en la otra mitad del 2019, seguramente devengarán el otro 50%, asegurando que “estamos seguros que vamos a ejercer todos los recursos para la segunda mitad del año”.

Empero luego, ella misma sostiene que “otra forma de ver el ejercicio del gasto es comparándolo con respecto a lo programado”, y añadiendo que, de acuerdo a este segundo criterio, es decir comparando lo que se gastó en los primeros seis meses con lo que se previó erogar, “se acumuló un subejercicio de 174,484 millones de pesos”, el mismo enfoque de El Financiero. Sucede que, justamente, el segundo criterio – gasto programado vs planeado- es el utilizado convencionalmente para medir la evolución de las finanzas públicas, ergo, SÍ hay un subejercicio.

Menor inversión pública, otro factor de preocupación

De acuerdo a la misma información oficial, hay un segundo factor de preocupación.

El primero, es que el gasto del gobierno no está ejerciéndose al ritmo debido. Hay subejercicio. Están gastando menos. Y manteniendo uno de los motores del crecimiento, que está languideciendo, a menos capacidad.

El segundo motor de la actividad económica, concerniente también al gobierno federal (al nuevo gobierno de la 4t), también está a menor capacidad: la inversión.

En efecto. De acuerdo a la información de la Secretaría de Hacienda, a estos datos oficiales, la inversión pública cayó 17.3 por ciento en el primer semestre respecto al primer semestre del año pasado.

De las 26 dependencias públicas, sólo 5 aumentaron su gasto, y 21 lo bajaron

La información de Hacienda confirma que, lógico, si a nivel general se está gastando menos, la gran mayoría de la dependencias y secretarías de estado están también disminuyendo su gasto en los primeros seis meses del año en relación al mismo período del año pasado.

1.- Sólo Sedena, Economía, Trabajo y Previsión Social, Energía, y Bienestar aumentaron su gasto de enero a junio.

2.- En cambio, sufrieron corte en sus erogaciones, caídas en el gasto, las siguientes: Salud (cayó 10.4%), Educación (bajó 8.9%), y Comunicaciones y Transportes (sufrió un desplome de 42.9%).

Todas estas últimas dependencias con impacto relevante en la actividad económica. Que están “jalando hacia abajo” a la economía. La baja en salud, reflejo de los problemas conocidos de la dependencia del retraso en la compra de medicamentos, o de las escaseces que están registrando los hospitales de los cuales los medios y redes sociales han ofrecido crónicas. La baja, aguda, en el gasto de la SCT, es de suyo preocupante: invierte en caminos e infraestructura.

Ahora, gastar es el nombre del juego

La economía, ya lo dijo hoy en INEGI, no se encuentra en recesión técnica. Creció apenitas, casi nada: 0.1%. Pero sí está en punto de estancamiento.

Hay desaceleración, no recesión, como reconoció el Secretario de Hacienda.

Son de sobra conocidas las razones. La inversión privada y extranjera ha bajado. La causa fundamental son las políticas económicas del nuevo gobierno, y sus decisiones estratégicas, como por ejemplo la cancelación del aeropuerto de la ciudad de México, que están generando incertidumbre.

Los mexicanos están, también, mostrándose cautos en el consumo. No saben a ciencia cierta si estarán seguros en sus trabajos. Si sus ingresos se mantendrán. Las ventas de autos por ejemplo han sufrido una caída. La construcción ha bajado en más de dos dígitos, más de 10%.  Las exportaciones, sí, si están creciendo, pero a ritmos modestos.

Este conjunto de factores, mantiene a la economía a un centímetro de la recesión.

El gobierno, que importa -y mucho- en al rumbo de la actividad económica, no sólo por sus decisiones de política, sino también como actor y protagonista: ejerciendo poder de compra, gastando, debe también hacer su parte.

De modo que, amigos de la 4t: por favor, suelten el gasto. La economía, uno de los principales puntos de preocupación de los nuevos tiempos que estamos viviendo, debe activarse.

0
comments
view comments