¿Se están Acapulquizando Cabo San Lucas y San José del Cabo?

Carlos Mendoza Davis
Carlos Mendoza Davis gobernador de Baja California SurInternet

   

El estado de Baja California Sur, está en manos de un gobernador mediocre, inútil, que desde que comenzó a gobernar, la violencia en La Paz, se ha incrementado en gran escala. El gobernador panista Carlos Mendoza Davis, está permitiendo por su incapacidad para gobernar, que el estado pierda la tranquilidad y la seguridad que lo caracterizaba. El viernes 14 de abril fue acribillado el periodista Maximino Rodríguez de 72 años, afuera de la tienda "City Club",  quien colaboraba en el portal  "Colectivo Pericú", y reportaba las balaceras y asesinatos ocurridos en Baja California Sur. El asesinato de periodistas es común en México, y este gobierno no hace nada para brindarles protección y mucho menos para hacerles justicia...

El incremento de la violencia en ese estado, tiene a los habitantes sumidos en el terror. Ya no ocurren las ejecuciones en lugares aislados como ocurría en un principio, ni en colonias que se conocían como peligrosas y que podían ser evitadas por los habitantes, ahora en cualquier lugar, a cualquier hora, se registran balaceras con armas de grueso calibre. La gente ya no quiere salir cuando empieza a oscurecer... El estado de Baja California Sur, se había mantenido al margen de la delincuencia, era un lugar con una baja tasa de homicidios, hasta que comenzó a infiltrase el narcotráfico. El incremento del crimen se debe también a que el estado cuenta con pocos recursos para hacer frente a criminales bien armados y organizados, además de que están protegidos por aquellos quienes su deber es combatirlos. La falta de interés e ineptitud del actual gobernador, ha permitido su rápido acenso. Es inepto, sordo, y ciego...

En Cabo San Lucas y San José del Cabo, también han ocurrido hechos violentos. La gigantesca ola de sangre está tiñendo rápidamente a todo el estado. Y el gobierno poco o nada hace para detenerla, antes de que se expanda y se asiente de manera permanente. Se han registrado lesionados por arma de fuego y también personas ejecutadas. Estas paradisiacas playas   turísticas, que hasta hace apenas dos años se habían librado de la inseguridad, ahora se han convertido en sitios peligrosos para vacacionar.  El crimen organizado, ya llegó a Baja California Sur... Las complicidades entre gobernantes y narcotraficantes son tan fructíferas, que la seguridad y el bienestar de los habitantes de la entidad, no tienen importancia alguna, la decadencia del estado menos... Ellos hacen sus negocios, tejen redes de complicidad, para que los delincuentes trabajen a su antojo, mientras estos "gobernantes" les brindan protección a cambio de dinero sucio, mal habido, teñido de sangre, dinero que ni teniendo diez vidas, les alcanzarían para poderlo gastar. La desmedida ambición... Aquí en México, tal parece que el ser gobernador te da "licencia" para robar impunemente, para hacer lo que le dé la gana, hasta el hecho de sacrificar a un estado entero, sin tener consecuencia alguna. Quedan libres, para poder disfrutar de la fortuna adquirida, dejando a su estado sumido en la miseria y bajo el control absoluto de la delincuencia....

En los años cincuenta, Acapulco vivió la Época de Oro. Era visitado por muchas celebridades de todo el mundo. Se rodaron muchas películas, actores de Hollywood y de todo el mundo eligieron a ese paradisíaco puerto para su descanso y compraron casas ahí, era el lugar ideal para muchos. Fue también la inspiración de compositores para sus canciones... Ahora, esa inspiración, ya no existe, se esfumó, para nunca volver, ese mágico lugar, está controlado por criminales. Acapulco es tristemente la segunda ciudad más peligrosa del mundo, con una tasa de impunidad del 99% según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal. El corrupto gobernador Astudillo niega rotundamente que la violencia en el Acapulco siga incrementado, y de manera irresponsable y cínica afirma que ha ido descendiendo. Cuando sabemos que hay ejecuciones todos los días y enfrentamientos entre bandas que han afectado en gran medida la percepción que tenía la gente de Acapulco. Ahora es la  "Época de Sangrienta"...

Así, a través de los años, México ha ido en decadencia. Está regido por la complicidad, la corrupción, la impunidad... No hay un día en el que no se registren muertes violentas, ejecuciones... Un país tan rico, tan vasto, ha sido destruido y saqueado por los gobernantes que hemos elegido. Gobernantes que no tienen interés alguno por el bienestar del país, son hombres sin escrúpulos que están en el poder sólo para negociar y hacerse ricos...

El estado de Baja California Sur debe recuperar su paz, se debe exigir, la merecen los sudcalifornianos...

Sería terrible que San José del Cabo y Cabo San Lucas, se " Acapulquizaran"...

0
comentarios
Ver comentarios