Tecnología

Adiós Internet Explorer; el navegador se despide para siempre

Internet ExplorerMicrosoft

Internet Explorer se despide para siempre en el marco de su 25 aniversario

Internet Explorer fue uno de los navegadores más usados cuando el Internet se popularizó. A casi 25 años de ello, Microsoft ha anunciado que el navegador llegará a su fin dejando de funcionar para siempre.

A través de un comunicado, se anunció que Internet Explorer llegará a su fin el próximo mes de agosto del 2021.

Desde que el navegador predeterminado de Windows 10 fue Microsoft Edge, Internet Explorer comenzó un declive acelerado. Ahora, el comunicado de Microsoft ha dado un ultimátum tanto a este navegador como para el Edge Legacy.

Cabe recordar que el Microsoft Edge Legacy -también conocido como Project Spartan-, fue reemplazado a favor de Chromium hace unos años y, aunque estos dos exploradores se mantenían activos para dar vida a unas cuantas aplicaciones, esto ya no será así.

Es por eso que las aplicaciones y servicios de Microsoft 365, OneDrive Outlook y más dejarán de ser compatibles con Internet Explorer a partir del 17 de agosto del 2021, es decir exactamente en un año. Pero el 30 de noviembre Microsoft Teams dará el banderazo de salida para que éste deje de ser compatible con el IE11.

Adiós al explorador más odiado

Este movimiento por parte de Microsoft pone fin a toda una era pues, en algún momento Internet Explorer llegó a ser uno de los navegadores más usados -y odiados- por los internautas desde que fue incluido en su Windows 95. La fecha que ha elegido Microsoft para el final de Internet Explorer no ha sido al azar pues es un día después de su 25 aniversario.

Pese a que compitió con navegadores como Netscape que le valieron un juicio antimonopolio en los 90 que obligaba a Microsoft a partir en dos, la llegada de nuevos exploradores como Mozilla Firefox y Chrome hizo que esto nunca llegara -aunado a su deplorable seguridad- y terminara por hundir la reputación de Explorer.

Pero, con la llegada de Windows 10 Microsoft quiso reivindicarse con Edge pero la falta de opciones y versatilidad que ofrecen los navegadores como Chrome por ejemplo, lo hizo pasar desapercibido.