2 de agosto de 2021 | 07:22
Tecnología

Desarrollan robot que entrega pizzas a domicilio

Nuro es un pequeño robot repartidor que entrega pedidos a domicilio.
Pizza
Compartir en

Una nueva forma de entregar pizzas ha llegado: se trata de un pequeño auto robot autónomo que, a partir de ahora, ayudará a repartir pizzas a domicilio.

En Houston, Texas han presentado al primer auto repartidor autónomo bautizado como R2 de la compañía desarrolladora con sede en Sillicon Valley, California, Estados Unidos, llamada Nuro, ya se encuentra realizando el trabajo de un repartidor de pizzas.

El vehículo robot, según describen, puede ir a una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora y, cuando esté llegando al domicilio indicado para entregar la pizza, el vehículo informará al usuario mediante una aplicación.

Cuando el vehículo robot llegue, el usuario deberá poner una clave secreta en el tablero para abrir sus compuertas y dejar que el usuario tome su pedido.

Asociación entre robot repartidor de pizzas y Domino’s

Este robot repartidor de pizzas ha iniciado sus labores con la cadena de franquicias Domino’s en asociación con Nuro y comenzarán a expandirse a muchos clientes y ciudades más como parte de una asociación a futuro.

Nuro, fundada por dos exingenieros de Google en 2016, pretende ser una de las empresas pioneras para repartición de comida en robots y aprovechar el aumento de pedidos a domicilio tras la llegada de la pandemia por Covid-19.

Además, de acuerdo a Cosimo Liopold, jefe de relaciones con socios de Nuro aseguró que hoy en día es difícil para las empresas grandes contratar a tantos conductores ante la alta demanda de pedidos a domicilio.

De momento, a parte de la pizzería Domino’s, también se ha revelado que Nuro se ha asociado con las minoristas Kroger Co, Walmart Inc, CVS Health Corp para entregar alimentos ya que, sus primeras entregas semanales se triplicaron durante los primeros tres meses de la pandemia,

Nuro y su pequeño robot repartidor de pizzas automatizado consiguió la aprobación obligatoria en Estados Unidos desde el año pasado para comenzar a realizar entregas en un vehículo para servicio de entrega no tripulado.