Sorprendente

Despierta esposado en una casa llena de policías tras irrumpir borracho

Luego de entrar ebrio en una casa llena de policías, un joven de 19 años fue detenido por los oficiales tras irrumpir en el lugar y dormir en una cama
Un joven fue detenido tras irrumpir en una casa llena de policías.
Compartir en
junio 01, 2021 a las 16:09 CDT

En la ciudad de Milwaukee, en el estado de Wisconsin, un joven de 19 años que se encontraba en estado de ebriedad, irrumpió en una casa rentada por tres policías.

Al entrar en la casa, el joven decidió dormir en una de las casas y al despertar, se encontraba esposado y confundido.

En la casa habitaban tres policías que se encontraban en entrenamiento

En la casa vivían tres policías que se encontraban recibiendo entrenamiento. Los oficiales hallaron al joven en una de las camas, y tras ser esposado fue entregado a las autoridades locales.

En un video publicado en su cuenta de Instagram, el policía Charles Pesola narró cómo fue que encontraron a este intruso de 19 años dentro de la casa.

Este chico torpe encontró el único Airbnb en todo el centro de Milwaukee lleno de policías”, explicó el oficial Carles Pesola.

“Despertó con esposas. Llamamos al Departamento de Policía y se lo llevaron”, comentó el policía Pesola en su publicación.

Charles Pesola, cuenta que escuchó ruidos extraños en la madrugada, pero creyó que se trataba de uno de sus compañeros por lo que no prestó atención y siguió durmiendo.

Pero al levantarse en la mañana, encontraron la puerta abierta, y al revisar la casa, descubrieron al joven durmiendo sobre una de las camas.

“Una noche en Milwaukee. El AirBNB ocupado por tres oficiales fuera de la ciudad fue ocupado por un visitante ‘no invitado’”, escribió Charles en Instagram.

Debido a que el joven no era buscado por algún delito, los policías no presentaron cargos

En un video posterior, los policías explicaron que no dejaron ir al joven, ya que el intruso no sabía dónde estaba ni sabía cómo había llegado a esa casa.

Por lo tanto, los oficiales debían conocer su identidad y asegurarse de que no era buscado por algún delito.

“No presentamos cargos y el joven no fue a prisión, la Policía únicamente lo llevó a donde necesitaba estar”, explicó el oficial de policía Charles Pesola.