23 de enero de 2022 | 11:48
Sorprendente

Doctor salva a niña de morir asfixiada (VIDEO)

En Palestina, una pareja acudió a una clínica con su hija que se encontraba inconsciente debido a una asfixia
Médico salva la vida de una niña de morir asfixiada
Compartir en

Un doctor palestino salvó a una niña de morir asfixiada por obstrucción de las vías respiratorias. Los padres de la menor de edad, de un año y cuatro meses, llevaron a su hija inconsciente en medio de la noche a una clínica en la localidad de Qabatiya en Yenín, Palestina.

El doctor festejó que la pequeña pudiera respirar

El doctor, Mujahed Nazzal, logró salvar la vida de la niña colocándola boca abajo y dándole un golpe en la mitad de la espalda. Cuando la niña reaccionó, el médico festejó que la pequeña pudiera respirar y no dejó darle besos a la infante. Después ingresaron a la menor para hacer un análisis general y revisar que estaba en perfecta condiciones.

El incidente fue captado por las cámaras de seguridad de la clínica. El padre quedó tan emocionado de que Mujaheed Nazzal salvara la vida de su hija que empezó a abrazar al doctor.

En su cuenta oficial de Facebook, el doctor Mujahed Nazzal publicó el video de seguridad donde se ve como le salva la vida a la pequeña niña. “El padre gritaba con voz ronca: ‘Ella murió, se asfixió. La niña no se mueve’. Mientras que la madre lloraba sin emitir sonido”, escribió el doctor.

El doctor Mujahed narró que colocó a la niña boca abajo y comenzó a darle ligeros golpes en la espalda

El doctor Mujahed narró que el cuerpo de la niña no se movía, la extendió sobre su brazo derecho, la puso boca abajo y comenzó a darle ligeros golpes a la mitad de su espalda para que la menor de edad pudiera pudiera reaccionar.

El doctor explica en su publicación que después de auxiliar a la niña, finalmente la escuchó llorar. “En estos momentos sientes la grandeza del alma, sientes y vives el instinto de la crianza y la maternidad. Puedes ver como el corazón de una madre y un padre se rompen ante la pérdida”, agregó el médico.

“Entonces reaccione, levante mi cabeza hacia el cielo y agradecí a Dios. Los padres y yo nos quedamos en shock por un momento después de esta situación”, finalizó el doctor.