Sorprendente

Niño viaja varios kilómetros para acceder a sus clases; en su casa no hay conexión

Giulio GiovanninoReuters

Giulio viaja todos los días para poder estudiar porque en su casa no llega la señal de Internet. 

Durante el aislamiento obligatorio en Italia, razón por la que se han cerrado todas las escuelas debido a la pandemia de coronavirus, un niño de 12 años tiene que viajar varios kilómetros para tomar clases online, debido a que en su casa no llega la señal de Internet.

#CNN Este niño debe viajar varios kilómetros al día para acceder a sus clases en línea. Giulio Giovannini tiene 12 años y vive en una zona rural en la Toscana, Italia. Las clases presenciales fueron suspendidas como prevención al coronavirus, y... https://t.co/rvaxqxGdel pic.twitter.com/zafdB5Z4Xh

— 🇳🇮 Reportes Nicas! 🇳🇮 (@ReporteNi) April 15, 2020

Curiosamente, las fotos de Giulio Giovannino han circulado ampliamente por redes sociales, luego de que su madre documentara el momento en que hijo estudia en una mesa improvisada, luego de que haberlo conducido en su camioneta hasta una colina donde puede conectarse. 

La agencia Reuters viajó hasta donde está el niño para registrar en video su deseo de asistir remotamente a la escuela.

¿Sin #internet? Joven italiano viaja 1,5 km para estudiar bajo un árbol en medio de la nada 🌳🇮🇹 pic.twitter.com/YiYfbkxdwF

— Reuters Latam (@ReutersLatam) April 16, 2020

Su mamá lo lleva hasta una colina para conectarse

Según narran medios internacionales, él no es el único niño en Italia que, viviendo en una zona rural, debe trasladarse diariamente a lugares donde poder estudiar, pese al confinamiento decretado en el país, como una medida necesaria para reducir el impacto del contagio comunitario de coronavirus Covid-19.

No obstante, fue el propio Giulio quien, contando con una tableta, le pidió a su mamá salir todos los días de la Toscana para poder tener acceso a las clases, y de esta manera ver a sus maestros y compañeros. Se trata, pues, de otra forma experimental de enseñanza en donde los menores explotan los recursos que tienen.

De acuerdo con la mujer, incluso comunicarse con otra persona a través del teléfono celular es muy difícil, porque se necesita mucho ya que el Internet no llega hasta allá. En contraste, los usuarios recordaron un caso todavía más alarmante; el del niño que hace la tarea junto a un poste debido a que a su madre no le alcanza para pagar la luz.

Víctor Martín Angulo Córdoba también tiene 12 años y hace su tarea bajo la luz de un poste, en plena noche y sentado en una banqueta, porque en su casa no cuenta con energía eléctrica por la crisis económica que enfrenta su familia.