Sorprendente

Maestro crea robot con chatarra para dar clases a estudiantes de escasos recursos

Robot maestroEFE

'Kipi' es un dispositivo tecnológico creado para educar a alumnos de las comunidades rurales 

Walter Velásquez es un maestro residente de Colcabamba, distrito de Perú, que creó un robot para dar clases a alumnos de bajos recursos. En un video para el Consejo Nacional de Educación, el profesor explica de qué va su proyecto.

'Kipi', como nombró al robot, es una creación ecologista pues se utilizó chatarra reciclada, que recorre los Andes peruanos con Velásquez, hasta llegar a las comunidades rurales, donde no hay señal de radio, televisión ni Internet.

A esta la controla el maestro desde una aplicación en su teléfono que ha programado con software libre para enseñarle palabras, y cada vez se vuelve más autónoma y bilingüe, ya que ahora mantiene conversaciones sencillas en español y quechua, idioma materno de sus estudiantes.

"Fui creada y programada para cantar, bailar y aprender con estudiantes con necesidades especiales. Comparto alegría y esperanza y tengo un panel solar que se autorrecarga durante el viaje"'Kipi', robot

El proyecto surgió de la mano de la pandemia y con la suspensión de las clases. Walter notó que la mitad de sus alumnos regresaron a sus comunidades (a varias horas del pueblo por caminos de tierra) y sus familias no acudieron por los materiales educativos que el Ministerio de Educación repartió durante el confinamiento ni tampoco por los alimentos de Qali Warma, el programa social del Gobierno.

"Si ellos no venían a la escuela, era el momento de que la escuela fuese a las comunidades", cuenta. Pero además, primero reparó radios viejas y las repartió para que pudieran escuchar los contenidos hasta que se encontró con uña niña de necesidades especiales. Entonces pensó en "algo más llamativo y atractivo que emocione e invite al alumno a aprender".

Walter Velásquez afirma que ha tenido estudiantes con historias que lo conmueven demasiado. Algunos han visto morir a sus padres baleados o están desaparecidos y "todo eso lo tienen guardado como recuerdo en el corazón", así que 'Kipi' también ayuda a procesen emociones e inquietudes, rompiendo el paradigma de la educación tradicional.