Llueven clientes a Ramón y María, pareja que vende tacos hasta muy tarde

Don Ramón y su esposa historia
La historia de Don Ramón y su esposaAna Lucía López Sánchez / Facebook

La venta de tacos es el único sustento de la pareja mayor de edad

Luego de que Don Ramón y su esposa María se hicieran virales en redes sociales por vender tacos hasta las tres de la mañana, el negocio ha tenido más clientela; sin embargo, realizar este trabajo y condiciones de salud precarias ofrece a la pareja de adultos mayores el único sustento.

La usuaria de Facebook identificada como Ana Lucía López Sánchez ayudó a visibilizar el trabajo de don Ramón y su esposa al compartir su historia. El pasado 2 de marzo la joven relató que la pareja se quedaba hasta las tres de la madrugada para vender tacos en Sahuayo, Michoacán.

Gracias a la divulgación de la publicación de Ana Lucía, el puesto de Don Ramón y su esposa María han recibido más clientes de lo habitual. La pareja se siente agradecida por el apoyo, pues todos sus gastos dependen de las ventas de tacos del día -y la noche-.

Don Ramón padece diabetes

La salud de Don Ramón y su esposa María es precaria, al punto de que cualquier padecimiento les impide abrir el puesto de tacos. Prueba de ellos dio a conocer Ana Lucía, quien alertó que la pareja no se había presentado a trabajar en tres días. Indagando la dirección de los adultos mayores, ella se enteró que se encontraban bien pero con padecimientos propios de una vida larga.

Ana Lucía descubrió que Don Ramón padece diabetes, enfermedad crónica cuyo desarrollo sin los cuidados necesarios le ha llevado a la amputación de una de sus piernas.

Al descubrir la situación precaria de Don Ramón y su esposa, la joven se valió de Facebook para solicitar apoyo y la pareja sea beneficiaria de programas sociales que les corresponden.

De acuerdo al INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) alrededor del 34.1% de adultos mayores a 60 años se encuentran económicamente activos. De ellos, el 96.2 por ciento subsiste del mercado informal y no cuentan con seguro social.

0
comentarios
Ver comentarios