Sorprendente

Cancela boda con una muñeca por culpa del coronavirus

Yuri Tolochko y su futura esposa.Instagram / @margo_party.

La boda entre un fisicoculturista y su novia de plástico ha sido pospuesto debido a la cuarentena

En diciembre del 2019, la noticia del amor entre el fisicoculturista Yuri Tolochko y una muñeca sexual llamó la atención del mundo entero. La extraña pareja estaba por casarse cuando la pandemia de coronavirus tocó la puerta y el hombre decidió posponer su boda, dejando decepcionados a sus seguidores.

"Queridos amigos, nuestra boda se ha pospuesto debido al autoaislamiento", escribió el deportista en sus redes sociales. No obstante, prometió a todos aquellos que esperan ver fotos del tan anhelado evento que este será mucho más grande e increíble una vez pase la crisis sanitaria que se vive en todo el planeta. 

¡Vaya tragedia!: Cancela su boda con una muñeca sexual 

A pesar de esto, el amante de las muñecas de silicona no ha tomado el aplazamiento de mal humor, dado que la fecha, que estaba programada para el pasado 27 de marzo, también es importante para él por otro motivo, y es que es apasionado de la actuación y el amor de su vida (Margo es el nombre de su pareja) lo acompañó en ese momento.

"Tan pronto como termine, celebraremos nuestra boda durante varios días seguidos", aseguró. Y esto será posible gracias a que los únicos requisitos para que se celebre una boda en Kazajstán, su país de residencia, son que las dos partes deben ser hombres y mujeres y mayores de 18 años. ¿Así que ya la hicieron? Que alguien nos explique, por favor.

El caso es que cuando los enamorados se une oficialmente, Yuri espera comprar una casa familiar para vivir con su esposa, con quien dice, ha salido desde hace ocho meses, desde que observó a alguien más maltratándola dentro de un bar. Y a partir de ese momento le han contado todos los detalles de la relación al mundo a través de Instagram.

Para Yuri Tolochko, Margo es perfecta excepto por un detalle: que no puede caminar y necesita ayuda para eso. No obstante, fuera de esto no le encuentra diferencia con una mujer de carne y hueso, pues con ella comparte actividades como cocinar, ver una película, cenar, platicar, bañarse, etc.