Enfermeros y médicos muestran estragos de largas jornadas combatiendo el Covid-19

Nicola Latronico medicos coronavirus fotos mascarilla
Nicola LatronicoFacebook

Las mascarillas dejan moretones en el rostro de enfermeros y médicos; además pasan horas sin comer, beber o ir al baño. 

Grandes moretones debajo de los ojos y en la frente provocados por las mascarillas de protección, pronunciadas ojeras y piel deshidratada, eso es lo que muestra la foto de Nicola Latronico, un hombre italiano que decidió mostrar con una selfie, los estragos que dejan en él 13 horas de trabajo continuo con pacientes con coronavirus

“Después de 13 horas en cuidados intensivos, después de quitarme todos los equipos de protección, me tomé una selfie” 
Nicola Latronico

Nicola publicó la foto en su cuenta de Facebook con la intención de mostrar lo duras que son en este momento las jornadas laborales dentro de las unidades de cuidados intensivos, sin embargo, no dejó de mencionar que “no es ni se siente un héroe” sino “una persona normal que ama su trabajo”. 

“Soy una persona normal, que ama su trabajo y que ahora más que nunca, está orgulloso de poder hacerlo dando todo en primera línea junto con otras maravillosas personas”Nicola Latronico

Nicola ejerce como médico y junto a su equipo se ha encargado de cuidar a decenas de personas a diario. “No me importan las tantas horas en el trabajo, las marcas, el dolor de espalda, el cansancio, las comidas saltadas y mucho más”

Tras publicar su fotografía, Nicola dio a conocer los rostros de algunas de sus compañeras que, junto a él, ven con sus propios ojos el lado más cruel de la pandemia y lo dura que es la vida para las personas con Covid-19.

Otra joven enfermera escribió su experiencia tras pasar un turno en un área infectada en donde, obviamente, tienen que extremarse las precauciones.

“Hoy estuve más de 5 horas en la zona amarilla. Más de 5 horas sin poder tomar un trago de agua, ir al baño o comer algo, y y les aseguro que justo cuando entran en la zona sienten la boca seca y les da sed (...) pero ya están dentro y no pueden salir” 
0
comentarios
Ver comentarios