Sorprendente

Congelan a niña de 2 años hasta hallar la cura de su enfermedad

Con apenas dos años de edad, la pequeña Matheryn es la persona más joven en ser congelada criónicamente luego de morir a causa de cáncer de cerebro.

Matheryn Noavaratpong, de apenas dos años de edad, falleció el 8 de enero de este año a causa de cáncer en el cerebro luego de ser intervenida quirúrgicamente en varias ocasiones y haber perdido el 80 por ciento del lado izquierdo del cerebro.

Sus padres decidieron retirarle la respiración artificial para congelarle criónicamente con la esperanza de que la ciencia algún día encuentre la cura. Con esto, la pequeña se convierte en la persona más joven en ser congelada. Este procedimiento permitiría revivirla en el futuro en caso de que se hallara una solución a su enfermedad.

Desgraciadamente, la niña tenía un tumor de 11 centímentros en el cerebro, por lo que tuvo que ser operada varias veces (12 en total), sin muchos resultados, pues su enfermedad, "ependimoblastoma", da una esperanza de vida de únicamente cinco años.

Fue en ese momento que sus padres se dieron cuenta que era el final, y contactaron con la organización Alcor Life Extension Foundation, una de las pocas fundaciones que cuentan con criogenización, que es la preservación de animales y humanos; los congelan con el propósito de medicarlos y poder reanimarlos en el futuro.

Cabe aclarar que este procedimiento sólo puede realizarse luego de que se ha declarado la muerte legal en el paciente, y sólo si existen posibilidades de que en un futuro podrían recuperarse. El tratamiento resulta muy costoso, 80 mil dólares al año, sin embargo la familia se mantiene entusiasta y sin perder la fe.

La pequeñita fue congelada en Tailandia, después llevaron su cuerpo a Estados Unidos, y su cerebro se encuentra en un en un contenedor de acero inoxidable con nitrógeno líquido.