Sorprendente

Bombero coloca enorme pancarta para celebrar los 110 años de su abuela

Letrero@BomberosMad / Twitter

Inocencia cumplió 110 años en plena pandemia, así que su nieto le dio una gran sorpresa para celebrar

Héroes que no necesitan capa. Un ejemplo, Inocencia Zofío Cajal, una mujer que el pasado 1 de mayo cumplió 110 años y a la que su nieto, un bombero del Ayuntamiento de Madrid, en España, celebró con un enorme letrero cuya foto se viralizó en Twitter.

Inocencia Zofío, la mujer más longeva de Madrid, ha cumplido 110 años y para celebrarlo su nieto, bombero del Ayuntamiento, ha desplegado una escalera en la calle para desearle un feliz cumpleaños y entregarle un ramo de flores en plena crisis del Covid. pic.twitter.com/0qAgKgNDiM

— Cajadeverdades (@CAJADEVERDADES) May 2, 2020

"Felicidades en tu 110 cumpleaños. Te queremos (corazón)", se lee en la pancarta que Julián García colgó en el balcón de su abuela como una forma de homenajearla durante el confinamiento que le impide festejar con toda su familia.

Con enorme pancarta, bombero celebra 110 años de su abuela

Acompañado del alcalde, José Luis Martínez Almeida, el bombero junto a otros compañeros de profesión acudieron a la calle Bailén del distrito Centro de Madrid, para desplegar una escala que permitiera amarrar el letrero y así, cuando Inocencia se asomara a la ventana, notara la emotiva sorpresa.

"Ella como toda España está en cuarentena, pero no todos los días se cumplen 110 años y, encima, en plena crisis sanitaria. Me ha lanzado muchos besitos desde la ventana", contó Martínez Almeida sobre la mujer más longeva de la capital.

¡110 años no se cumplen todos los días! Hoy es un día especial para Inocencia, y Julián Merino compañero del parque 1° y familiar de ella, la ha felicitado elevándose hasta su balcón , en el barrio de Palacio.
¡Muchas Felicidades Inocencia!#QuedateEnCasa #FelizCumpleanos pic.twitter.com/Mygv9YfHNy

— Bomberos Madrid (@BomberosMad) April 30, 2020

Pero esa no fue la única buena noticia para la anciana, pues el joven también le dio un ramo de rosas desde la ventana y el resto de los bomberos le cantaron las mañanitas a través de un megáfono, además de que sus vecinos se unieron a la celebración desde sus balcones. Inocencia ahora vive el confinamiento con hija Bebi, pero extraña el ajetreo en casa y las visitas de la gente que la quiere.

Un caso similar se dio en marzo de este año, cuando una pareja de policías que realizaban su labor diaria verificando que no haya gente en las calles, escalaron un balcón para darle un bonito regalo a Toñi, una adulta mayor, cuando los vecinos de un edificio les informaron que la mujer estaba celebrando su cumpleaños.