VIDEO: Abuelo sale a comer a una escuela para no estar solo

sale a comer a escuela para no estar solo
Su esposa murió y ahora este abuelito busca compañía en una escuela.Tomada de Pixabay.

Su esposa falleció y él ahora sale a comer a una escuela para no pasar la tarde solo. 

Cuando una persona muere, la vida te pide que vuelvas a ser feliz sin ella. Así de fácil, y de difícil... En eso andaba Cyril Aggett cuando se dio cuenta que desde que su esposa falleció, comía solo todas las tardes.

El residente de Plymouth, ciudad de Inglaterra, había dejado de visitar el comedor que se ubica frente a su casa desde que su pareja enfermó, pues los cuidados y atenciones forzaban a los enamorados a hacerlo en su hogar. Pero cuando inevitablemente Shirley se fue, el abuelo no hacía más que levantarse de la cama para ver televisión. 

Abuelo come en una escuela para conseguir compañía

A los estudiantes de un colegio cercano, que también visitan diariamente ese comedor debido al precio y la calidad de los alimentos, les pareció extraño no volver a ver Cyril y decidieron llamarlo para saber qué pasaba. Lo que ocurrió después fue una conmovedora historia narrada en video

"No quería salir a la calle porque muchas cosas me recordaban a ella, pero los alumnos me han devuelto las ganas de vivir"
Cyril Aggett.

Fue entonces cuando supieron de la muerte de Shirley a causa de cáncer, así como de la fuerte depresión del anciano, y no dudaron en invitarlo a retomar una actividad cotidiana: comer con ellos para no estar solo. El hombre de 86 años no supo cómo negarse y desde ese momento encontró un motivo para salir de casa.

 

"Encontré un motivo para vivir", dice

Cyril cuenta que cuando recibió esa llamada fue como si escuchara la voz de su esposa diciéndole "ponte los calzoncillos y sal de nuevo". Y lo hizo, luego de dos meses de no levantarse de la cama hasta pasadas las 14:00 horas. Ahora incluso hace mofas acerca del próximo periodo vacacional.

El abuelo piensa que no cree que los chicos deban irse, aunque se trate de fecha en la que los estudiantes dejan de asistir a la escuela para pasar tiempo con su familia durante la Navidad y el Año Nuevo. Sin embargo, y pese a que no tendrán clases, ellos se organizaron para visitarlo en los días de asueto, platicar con él, prepararle algo de comer y hasta ver la televisión juntos.

0
comentarios
Ver comentarios