18 de enero de 2022 | 13:30

¡Y soltaron al tigre!

Alguien “soltó al tigre” y va por el senador zacatecano Ricardo Monreal Ávila, quien aparentemente ha caído de la gracia de AMLO
Ricardo Monreal
Compartir en

De acuerdo con los acontecimientos de los últimos días, podemos advertir que alguien “soltó al tigre” y va por el senador zacatecano Ricardo Monreal Ávila, quien aparentemente ha caído de la gracia de su amigo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y ya todos sabemos lo que deviene en esas circunstancias, baste mencionar nombres como Rosario Robles, Arturo Herrera o César Yañez, solo por mencionar algunos de sus muy cercanos ex colaboradores caídos en desgracia.

Y es que, no se puede hablar de hechos fortuitos justo cuando después de que plasmara expresiones que evidentemente resultaron incómodas al interior de Morena, de la Cuarta Transformación y en Palacio Nacional, se comenzaran a evidenciar en medios de comunicación algunos “pecados inconfesables” del senador y se viera involucrado en situaciones “amenazantes” por decirlo de alguna manera.

Imposible no pensar en fuego amigo, luego de que esta semana se dieran a conocer en un medio de circulación nacional los jugosos contratos que ha recibido la empresa gasolinera de su hija Catalina en los últimos tres años, y que alcanzan la suma de al menos 35 millones de pesos, siendo beneficiada por asignación directa vía la Delegación en Zacatecas de la Secretaría del Bienestar, a cargo de su tía Verónica del Carmen Díaz, así como del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Por estos mismos días, la senadora de Morena, Antares Vázquez, manifestó su intención de poner a discusión la expulsión de su compañero Ricardo Monreal de la Coordinación en el Senado de la República. La legisladora se dijo a favor de que se discuta la remoción del coordinador de dicho grupo parlamentario en la Cámara alta. Afirmó que Monreal impulsa un proyecto personal que se antepone con la política que busca establecer la Cuarta Transformación.

Además, en las últimas horas, el propio Monreal informó a través de sus redes sociales que su cuenta de WhatsApp había sido hackeada.

“Les informo que mi WhatsApp ha sido hackeado; desde hoy por la tarde no puedo acceder a la aplicación. Ya estoy realizando los trámites correspondientes para resolverlo, mientras tanto, pido su apoyo para reportar cualquier uso indebido desde mi cuenta”, escribió Monreal el pasado miércoles.

Ya antes, a mediados de diciembre pasado, la Secretaria General del Partido del Movimiento de Regeneración Nacional, Citlalli Hernández, había advertido en entrevista que la única ruptura al interior de Morena rumbo al 2024 se daría por la vía de Ricardo Monreal:

“Yo creo que donde más hay una alerta y hay que decirlo, donde se huele ruptura desde la opinión pública, pudiera ser en la posición del Senador Ricardo Monreal, pues él ha puesto sobre la mesa que se realicen primarias”, dijo Citlalli, al referirse a la sucesión adelantada puesta sobre la mesa por el presidente López Obrador.

“Él mismo (Monreal) decía, cuando estaba el proceso interno de cambio de dirigencia, decía que le hiciéramos caso al Presidente. Hay que hacerle caso al Presidente porque es el liderazgo más importante de nuestro movimiento. La encuesta es un método que hemos elegido para decisiones importantes”

Citlalli Hernández

Para entender lo que ocurre con el todavía coordinador de los senadores del Movimiento de Regeneración Nacional, hay que remitirse a la disputa que sostiene tanto con militantes de su partido como su inconformidad manifiesta con el presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a este asunto de la sucesión presidencial que el propio AMLO lanzó de forma adelantada, y en la cual su nombre no figura, como sí lo hace con mayor solidez y evidente favoritismo la jefa del gobierno capitalino Claudia Sheinbaum y en menor medida el canciller Marcelo Ebrard Casaubon.

La gota que derramó el vaso se dio el pasado 2 de enero cuando a través de su blog Monreal expresó su sentir en este tema mediante un texto intitulado “Sucesión adelantada, guerra temprana”.

En dicho escrito, el senador zacatecano reflexiona que “la precipitación en la carrera por la sucesión presidencial ha provocado que comience una disputa política inesperada al interior del Gobierno, sus aliados y MORENA, el partido que llevó al presidente al poder en 2018″.

Este texto, es el primero de tres, según prometió el coordinador de los senadores de Morena en la Cámara Alta, quien el pasado domingo 9 de enero en entrevista con el periódico Reforma, reiteró que la sucesión presidencial a tres años de concluir el sexenio de López Obrador no tiene lógica ya que todavía se tienen que consolidar los proyectos de esta administración.

El legislador apuntó además que los radicalismos al interior del partido fundado por el presidente de la República sólo provocan la aniquilación y destrucción.

“Los que creen que siendo más radicales pueden obtener el cargo o la posición política que anhelan, allá ellos. Se equivocan, porque no va a quedar país para nadie. El aniquilamiento solo deja destrucción”, dijo Monreal.

La declaración no gustó en Palacio Nacional. El presidente afirmó que su gobierno sí es radical ya que propone una transformación de fondo, sin violencia, en la vida pública de México.

“No llegamos aquí a simular, no es más de lo mismo. No engañamos a nadie porque si revisan lo que he dicho por años, lo que he escrito, es lo que estamos haciendo. Aquí no hay medias tintas, luchamos por principios, no por cargos, no somos ambiciosos vulgares”, contestó evidentemente molesto el jefe del Ejecutivo federal.

Claudia Sheinbaum, repitió las expresiones del Presidente López Obrador, acerca de ser radicales y afirmó que lo importante es la unidad de Morena.

Y así, poco a poco militantes de Morena han ido sacando las garras en contra de Monreal, las garras de un Tigre del que Andrés Manuel ya ha hablado en otras ocasiones, por ejemplo, durante la 81 Convención Bancaria en Acapulco, por allá en marzo de 2018, cuando todavía en campaña López Obrador advertía que si en las próximas elecciones se registraba fraude, se retiraría a Palenque, no sin antes acompañar sus palabras con una clara advertencia.

“Si las elecciones son limpias, libres, me voy a Palenque, Chiapas, tranquilo... Si se atreven a hacer fraude electoral, me voy también a Palenque y a ver quién va a amarrar al tigre.

“El que suelte al tigre, que lo amarre, ya no voy a estar deteniendo a la gente luego de un fraude electoral, así de claro”, dijo el entonces candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia.

“Nunca confrontaré al presidente”, escribió Monreal el mismo lunes en Twitter.

“Hace casi un cuarto de siglo inicié una larga travesía de lucha política con el Lic. Andrés Manuel López Obrador para transformar las instituciones de la nación. Fue la mejor decisión; nunca confrontaré al presidente ni me alejaré de mis ideales por un mejor país. ¡Viva México!”

Ricardo Monreal

“El proceso de transformación implica opiniones diversas y hasta encontradas; en una democracia es natural. Sostendremos nuestra posición, nadie se debe alterar ni ofuscar; continuaremos para lograr un país con justicia y paz. Por eso luchamos, no abandonaremos nuestra esencia”

Ricardo Monreal

Pero quizá su arrepentimiento haya llegado un poco tarde, porque aparentemente ya soltaron al tigre y “a ver quién va a amarrarlo”, diría el propio López Obrador.

Salvador Cosío Gaona en Twitter: @salvadorcosio1

Correo electrónico: opinión.salcosga@hotmail.com