“Bailé con todo el alma, bailé

Logré

Que tu bailaras también

Floté

Sé que floté

Como en agua flota el pez

Sin dejar

Que te separases más

Toda la noche.”

FEY

“Bailar de lejos, no es bailar

Es como estar bailando solo

Tú bailando en tu volcán

Y a dos metros de ti

Bailando yo en el polo

Probemos una sola vez

Bailar pegados como a fuego

Abrazados al compás

Sin separar jamás

Tu cuerpo de mi cuerpo.”

SERGIO DALMA

Que Lilly aproveche que no quieren a Harfuch. Sí, en Morena no lo quieren. Empezando por López Obrador, el gran elector.

¿La razón? La resume bien Anabel Hernández, periodista e investigadora, autora de sendos estudios a partir de las cuales el gobierno de Estados Unidos se basó para juzgar al ex secretario de Seguridad en tiempos de Felipe Calderón, menciona: “pedir votar por García Harfuch es pedir votar por un Genaro García Luna”. La periodista ha hablado de la cercanía entre uno y otro, de la actuación de García Harfuch en Ayotzinapa, de las veces que este no pasó el examen de confianza de la Policía Federal y de la estrecha relación que tiene con muchos actores que en la 4t se consideran personas non-gratas. Por supuesto, el ex director de la Policía capitalina niega todo lo anterior.

Y esto lo tiene bien registrado el ala “pura” de Morena; también el mismísimo presidente.

Si AMLO le ha permitido ser candidato de la 4t al gobierno de la Ciudad de México es por los votos que atraería. Lo mismo ocurre con Hugo López-Gatell y con Gerardo Fernández Noroña, si bien estos en menor medida. Harfuch es el mejor posicionado de todos los suspirantes morenistas.

Sin embargo, ahora con nuevos enroques, preguntas e interrogantes sobre ‘los corcholatines’ que anhelan la candidatura de la 4t para la capital, además de información antigua que reaparece sobre Harfuch (cortesía ciertamente de los otros contendientes de la 4t), surgen dudas acerca de si resulta una buena opción para la capital de todos los mexicanos. Dudas que tienen una fuerte raigambre en la misma 4t y en la forma en que García Harfuch representa todo lo que AMLO ha señalado como lo peor del gobierno de su némesis.

Por lo anterior, es momento —reitero; ya lo había expuesto anteriormente en otra columna (¡Quítense que ahí les voy!) — de que Xóchitl aquilate el valor de la mancuerna que requeriría con la candidatura “de la oposición” (esto es, fuerzas contrarias al régimen) en la CDMX.

Escuchar las propuestas de ambas féminas por lo que a gobernar la capital y al país se refiere. Dilucidar qué tanto son compatibles; si se reforzarían y en cuáles ámbitos. Donde el proyecto para la capital no suponga necesariamente un sometimiento a los designios de lo que sería el gobierno federal sino más bien genere una suerte de retroalimentación.

Mancuerna que podría formarse entre ella y Lilly Téllez (esta evidentemente contendiendo por la Ciudad de México).

Lilly es una magnífica comunicadora, personaje conocido en la CDMX, firme en sus convicciones —mismas que son atractivas entre algunos segmentos de la población—. ¿Abonaría a Xóchitl a crecer rumbo a la Presidencia? Considero que sí.

Supongo que en varios aspectos sería una dupla que se complementaría muy bien, haciéndola más competitiva juntas que en lo individual. De formas diferentes, son dos mujeres que engarzando sus conocimientos podrían apoyarse e incrementar su presencia.

La oposición está yendo muy lento en decantarse por el candidato o candidata para la Ciudad de México. Van atrasados. Pareciera que los partidos de la oposición son los primeros que juegan en contra de la ciudadanía. Pero ello no debiera ser impedimento para que la abanderada presidencial tejiera sus alianzas a nivel local con ciertas figuras. ¡Todo lo contrario! Por su parte, Lilly debería tomar ventaja ante el momento que atraviesa García Harfuch al interior de la 4t, pues es absolutamente falso que cualquier candidato por Morena tenga la capacidad de llevarse la victoria en la capital.

Así como que solo este contendiente podría asegurarle a la Cuarta Transformación el gobierno capitalino, me atrevo a decir que únicamente Lilly Téllez podría asegurárselo a una fuerza contraria al régimen.