28 de enero de 2022 | 21:58

Se cae la generación de energía en México: Laguna Verde, una gran amenaza

Un reactor de la planta atómica de la CFE se quedó el pasado fin de semana sin suministro de electricidad externa, y causó una falla catalogada con la máxima alerta, la de color rojo.
Laguna Verde/Detona
Compartir en

IRREVERENTE

Les platico: El 11 de octubre de 2019 advertí la grave amenaza que se cierne sobre México debido a las fallas de mantenimiento y falta de reparaciones en la planta nuclear de la CFE de Laguna Verde.

Debido a que a Manuel Bartlett y a sus secuaces les valió madre mi señal de alerta, les platico ahora que un reactor de la planta atómica de la CFE ubicada en el poblado de Alto Lucero, Veracruz, se quedó el pasado fin de semana sin suministro de electricidad externa, y causó una falla catalogada con la máxima alerta, la de color rojo.

La única planta nuclear que opera en México sufrió desperfectos graves el 30 de octubre pasado, que llevaron a su paralización temporal y parcial. Esta vez, la Unidad 2, uno de los dos reactores de la estación sufrió la pérdida de electricidad externa (LOOP, en inglés) debido a que dejó de operar uno de los principales transformadores eléctricos.

Ello generó el reporte número 112 mil 318, donde se especifica que las fallas ocurrieron a las 19:53 horas del sábado 30 de octubre. Vi ese documento con estos ojos que se quedarán a oscuras si siguen cundiendo los apagones por cortesía de la contrarreforma eléctrica -si se aprueba en el 2022- y también por cuenta de Bartlett.

Técnicamente hablando, se produjo el “disparo” o aceleración del transformador y fueron activados los tres generadores diésel de emergencia con que cuenta Laguna Verde.

Fuentes que pidieron el anonimato dijeron que ocurrió una considerable contaminación radiactiva. También tengo una fuente con nombre y apellidos.

Antecedentes

El 1 de febrero de este año, la Unidad 2 fue apagada debido a que demoró más de tres semanas la recarga de uranio. La Unidad requiere desde medidos de 2020 reparaciones y mantenimientos que no se han realizado porque la CFE no tiene suficiente presupuesto disponible.

La planta no cuenta con los 810 megavatios que genera cada reactor, un 4 por ciento de la capacidad eléctrica instalada en México y un 2 por ciento de la generación total del país, incluyendo a la CFE y a las empresas privadas.

La Unidad 1 sufrió un apagado emergente el 20 de enero de 2020.

El problema detonó por la pérdida del transformador auxiliar T11 a causa de cables secundarios degradados y corroídos, “desmadrados”, me dijeron mis fuentes.

También se registró una fuga de combustible en el generador diésel de emergencia II, según el reporte de condición 106688 de la planta.

El generador diésel que falló recibió mantenimiento en septiembre de 2020.

La Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS), el regulador mexicano del sector, dependiente de la Secretaría de Energía, encontró siete fallas, según el reporte de inspección OR-03/20-LV al que se tuvo acceso.

Luis Bravo, coordinador de Comunicación de la CFE, al ser consultado al respecto, negó de forma “rotunda y categórica” que se hayan presentado tales fallas.

Pero la misma fuente a la que tuve acceso revela que más de 150 empleados de la CFE en Laguna Verde están en desacuerdo con las decisiones tomadas por el gerente de la planta, Héctor López Villarreal.

CAJÓN DE SASTRE

”Y esto apenas empieza”, advierte la irreverente de mi Gaby

Plácido Garza en Twitter: @PlacidoGarza