28 de noviembre de 2021 | 20:13

Entre coscorrones y dislates verbales la semana catastrófica de AMLO

La compra de Deer Park será un problema de largo plazo para los consumidores mexicanos porque tendrán que pagar la inversión y mantener precios domésticos.
Deer Park
Compartir en

Sin duda, para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y su proyecto de la Cuarta Transformación, la semana que recién concluyó ha sido una de las más catastróficas en lo que va de su administración.

Tan solo del lunes 24 al domingo 30, compró una refinería en Texas que estaba a punto de cerrar pagando por ella 600 millones de dólares; peor aún, unos días después, Moody’s castigó dicha compra degradando la calificación del complejo petrolero de Baa3 a Baa2 y todavía dejó la nota en revisión para una posible baja.

Estados Unidos rebajó la categoría del espacio aéreo mexicano, por lo que no se pueden agregar nuevas rutas al país y esto pone en riesgo al aeropuerto de Santa Lucía, -si es que algún día lucirá como tal-. El presidente calificó como “amarillismo” las notas informativas que daban cuenta de los 34 candidatos asesinados en lo que va de la campaña.

Se jactó de haber conseguido ahorros por 11 mil millones de pesos al dejar de comprar medicamentos, provocando que las redes sociales le refutaran que el subejercicio en salud no es ahorro y se paga con vidas.

Y como si no fuera suficiente, la publicación británica The Economist le dedicó su portada calificándolo como ‘falso mesías’.

“Vamos a informar sobre la compra de las acciones de la refinería Deer Park, que está ubicada en Houston, Texas que es propiedad de Shell, y que ya iniciamos el proceso de adquisición para que esta refinería forme parte de los bienes de nuestro país, que sea propiedad de México, se va a informar y se invitó a los integrantes del Consejo de Administración de Pemex”, indicó el mandatario mexicano en su conferencia mañanera del pasado lunes.

López Obrador aseguró que la compra es con el propósito de alcanzar la autosuficiencia en combustibles, además reiteró que en el futuro, México ya no venderá petróleo crudo al extranjero, sino que la extracción será para consumo del mercado interno.

“Es importante que se sepa que nos convertimos en el país petrolero del mundo que más compra gasolinas y otros petrolíferos al extranjero, entonces ahora se está llevando a cabo un cambio, dirían los tecnócratas un cambio de paradigma o un nuevo plan de negocios, ya no vamos a vender en el futuro petróleo crudo, ni a comprar gasolinas, Pemex va a tener la capacidad de producir los combustibles que se venden en el país, con el propósito de que tengamos autosuficiencia, que no tengamos dependencia, y que también podamos garantizar que no aumente el precio de la gasolina y el diésel.

La compra despertó críticas porque Shell había anunciado en febrero pasado el cierre de la planta Deer Park porque no se podía costear y como parte de un plan de reestructuración para deshacerse de la mitad de sus refinerías para la transición energética.

La petrolera del Estado perdió 21.417 millones de dólares en 2020 en “la mayor crisis” de su historia, por la pandemia de Covid-19, según admitió la propia empresa, que en el primer trimestre de 2021 todavía registró pérdidas por 1.813 millones de dólares.

Uno de los cuestionamientos más mencionados en Twitter fue la comparación del costo de adquirir Deer Park en Texas, y la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco.

Luego de que la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) compró la totalidad de la refinería Deer Park a la compañía privada Shell, Moody’s degradó la calificación del complejo petrolero de Baa3 a Baa2 y dejó la nota en revisión para una posible baja.

La calificadora de riesgo crediticio justificó su decisión porque la recuperación completa de ganancias de la refinería y su nivel de apalancamiento se extenderá más allá de 2021.

Deer Park registró pérdidas por más de 4,000 millones de pesos en 2020 y 1,400 mdp en 2019.

También prevé que la refinería estadounidense administrará sus necesidades de liquidez y refinanciamiento este año incluida una línea de crédito renovable de corto plazo por 130 millones de dólares que vence en junio con ingresos de los préstamos de los socios.

La sociedad entre Shell y Pemex redujo el gasto de capital y obtuvo préstamos adicionales de los socios para financiar su generación de flujo de efectivo libre negativo en 2021, recordó la firma.

La revisión a la baja de la calificación Baa3 refleja aún más la expectativa de Moody’s de que luego de la venta, las calificaciones de Deer Park serán impulsadas principalmente por su dinámica crediticia independiente y el perfil crediticio mucho más débil de Pemex.

Un día antes, Moody’s dijo a Forbes México que la compra será un problema de largo plazo para los consumidores mexicanos porque tendrá que pagar la inversión y mantener precios domésticos, mientras los precios de los combustibles bajan a nivel mundial.

En la misma semana, Estados Unidos rebajó la categoría del espacio aéreo mexicano, por lo que no se pueden agregar nuevas rutas al país.

La degradación de la calificación en la seguridad aérea  de México a Categoría 2 , realizada por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), no fue sorpresiva.

Desde el año pasado, el organismo realizó auditorías a la Agencia de Federación Civil, y ante la falta de cumplimiento, desde abril se anunció la modificación.

El aviso perjudica la recuperación turística mexicana en la actualidad, no obstante, aún no afecta el desarrollo del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en Santa Lucía, que se espera comience a operar en 2022, ya que la degradación puede revertirse.

El nuevo aeropuerto resultaría afectado si el país continúa en la categoría hacia la planeación de las rutas; “si no hemos recuperado para entonces —marzo del próximo año—, definitivamente no se podrían añadir rutas a Santa Lucía por parte de operaciones nacionales. Pero la expectativa es que recuperemos la Categoría 1 mucho antes del 2022”, dijo Luis Noriega Benet, presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), en W Radio.

En el colmo de la torpeza o el cinismo, según se quiera ver, López Obrador presumió ahorros por 11 mil millones de pesos al dejar de comprar medicamentos.

Los ahorros médicos anunciados desde presidencia por 11 mil millones de pesos “son por lo que no se ha comprado”, así lo señaló el médico y analista de políticas públicas, Xavier Tello y afirma que desde hace dos años el problema de abasto médico es más grande, el gobierno desmanteló el sistema de un plumazo.

En entrevista para “Así las Cosas” con Gabriela Warkentin y Javier Risco, Tello dijo que la falta de medicamentos oncológicos en particular para menores con cáncer es un problema que no se ha resuelto, pues el sistema de abasto que había logrado buenos precios teniendo mayor parte de los productos fue desmantelado, por lo que el gobierno al verse rebasado se acercó a la UNOPS que apenas está mandando cartas de intención, no haciendo compras.

Xavier Tello recalcó que los ahorros son por lo que no se ha comprado, lo cual dijo es un sinsentido, las cosas siguen igual y ni siquiera se cuenta con materia prima, pues buena parte de ella se origina en India, país que se encuentra en crisis por la pandemia.

Señaló que aunque el año pasado hubieron problemas de abasto mundial, las líneas estuvieron trabajando y a nivel mundial el problema de abasto que existe como en México.

Por ello dijo “llegó un grupo de aficionados a comprar”pues señaló que la Oficialía Mayor no pudo hacerse cargo de las compras consolidadas y los laboratorios no puede entregar miles de dosis en poco tiempo.

Aunado al desabasto, señaló que los medicamentos de alta especialidad ya no pueden ser comprados por los institutos, ni el paciente puede comprar sus medicamentos, pues son tratamientos de alrededor de 60 mil dólares mensuales.

Actualmente dijo, el desabasto ya es visible en tratamientos comunes como los son para hipertensión o colesterol, pero lo preocupante es la falta de insumos para pacientes neurosiquiátricos. Por lo que ahora se hace medicina basada en existencias, dijo.

Los precios a los que actualmente está comprando el gobierno dijo son 40 veces superiores independientemente de la capacidad de distribución que fue borrado por decreto en tanto Birmex está entretenida distribuyendo vacunas por lo cual dijo el desabasto continuará.

Al menos 34 candidatos o aspirantes a un cargo de elección popular han sido asesinados de septiembre a la fecha en el País, publicó un medio de comunicación, pero para el Presidente Andrés Manuel López Obrador la violencia en el marco de la campaña electoral se ha magnificado por los medios de comunicación. Aseguró que la violencia en campañas electorales es amarillismo y sensacionalismo por parte de los medios de comunicación, a los que señaló de enrarecer el ambiente.

Para rematar, el sábado 29 la publicación británica The Economist dedicó su portada al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a quien calificó como ‘falso mesías’.

Asimismo, el medio alertó que el mandatario federal representa un peligro para la democracia nacional.

López Obrador divide a los mexicanos en dos grupos: ‘el pueblo’, por lo que se refiere a quienes lo apoyan; y la élite, a la que denuncia, a menudo por su nombre, como delincuentes y traidores a los que culpa de todos los problemas de México”, refirió el medio.

El texto de The Economist subrayó que es vital que los mexicanos acudan a las urnas el 6 de junio debido a que AMLO no acata las reglas electorales.

Una semana pues, de tropiezos, de fracasos, de errores para el presidente Andrés Manuel López Obrador y la Cuarta Transformación.

*Con información de medios

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1