25 de septiembre de 2021 | 00:52
Opinión

¿No te alcanzó para ir a la Toscana?

Llégale a Val’Quirico; es una réplica italiana y está en Tlaxcala.
Val’Quirico
Compartir en

Les platico: Sí, le falta -de Florencia- el David, el museo de los Ufizzi, el Duomo, Ponte Vecchio, pero caminando por sus calles y casas hechas de piedra color ocre simulando la época medieval, sientes el humor y el amor que inspira la Toscana de la bota italiana.

Val’Quirico no es uno de los pueblos mágicos de México.

Fue construido en el casco de una hacienda de la época Porfiriana y está a 20 minutos de la capital de Puebla.

Es un lugar muy, muy pequeño, donde hay tiendas de artesanía y un pintoresco hotelito para hospedarse.

En tu viaje a este lindo pueblito puedes incluir varios lugares de Tlaxcala, como las vistas increíbles del Popocatépetl el Iztaccíhuatl, haciendas, casonas hermosas.

Si afinas la vista podrás ver incluso mi tres vece hecho cumbre, Citlatépetl, Pico de Orizaba, pa los amigos y techo de México (5,636 metros de altitud), pa´los que no le hacen al montañismo.

Hay paseos en caballo, vuelos en globo y bicicleta.

Algunos aerostáticos, en un tour de force pueden llevarte a sobrevolar las pirámides de Teotihuacán, pero eso es nomás para los no afectos de vértigo, por las varias horas en el aire.

Además, Va´l Quirico es completamente pet frendly.

CAJÓN DE SASTRE

“Ámonos; maletas pa que son”, dice la irreverente de mi Gaby, que apenas ve avión, vuela, y yo, tren, y me enrielo...