Un caso más de horror y conmoción vivió la sociedad mexicana por el secuestro y feminicidio de una niña de 8 años de edad, así como el posterior linchamiento de los presuntos culpables en Taxco, Guerrero, en pleno Jueves Santo.

Las primeras planas de los llamados grandes diarios se llenaron de escandalosos titulares, destacando el enardecimiento de los vecinos y el asesinato tumultuario de la sospechosa. En tanto, sus analistas se enfrascaron en el hecho de que lo acontecido en el pueblo mágico tiene que ver con una crisis que de inseguridad, violencia así como la impunidad que lacera a México.

Desde luego el tema fue llevado a la mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que las autoridades ya actúan en esclarecer el asesinato de Camila, así como la ejecución de Ana Rosa, su presunta secuestradora y asesina. Pero el presidente también hizo notar la cobertura de la violencia que están haciendo los medios masivos de comunicación, pues, de acuerdo con el mandatario “nunca, nunca” en la prensa del país se había visto “tanta nota roja”.

A los periódicos nunca les interesó la nota roja, hasta ahora que pasa lo de Camila: Francisco Cruz

El escritor, periodista y analista político Francisco Cruz dijo que si bien la nota roja en el país siempre ha sido tratado como un género menor, actualmente resaltan esa sección por el interés que tienen los dueños de los grandes medios en el cotexto político.

En entrevista con SDPnoticias, resaltó que la poca importancia que le han dado los medios a la nota roja está en que por ejemplo Reforma o El Universal tienen sus periódicos especializados en noticias criminales.

“Por mucho tiempo, los Junco (de Grupo Reforma) no permitieron que sus nombres estuvieran en el Metro porque era un periódico de nota roja; denigrante. Y El Universal también tiene su publicación dedicada a nota roja... y en la nota que chorrea sangre. Ellos lo consideran para las clases menores”

Francisco Cruz

Francisco Cruz, quien tiene una larga experiencia en la nota roja abundó que si bien han habido impresos especializados en dicha sección, como Alarma o Alerta, a los periódicos nunca les ha interesado hasta ahora que tiene lugar el caso de Camila, entonces sí le prestan atención en la primera plana.

“Lo meten. Revictimizan y claro que tienen un interés político porque Guerrero es un estado en el que conviven todos los tipos de violencia y todos son históricos”

Francisco Cruz

Para el autor de “García Luna, el señor de la muerte”, hechos como el de la niña de 8 años de edad marcan un acto de maldad y todos los días deberían estar en los periódicos, pero el caso solo lo retoman hoy por cuestiones políticas.

“Para mí fue un acto de maldad pura. Un asesinato de maldad en el que hay una cadena de errores y omisiones policiales”

Francisco Cruz
Protestas en Taxco

En el caso Camila hay un trasfondo que no le interesa a los grandes medios

Francisco Cruz advirtió que en el linchamiento de dos personas, los supuestos asesinos de Camila, de 8 años de edad, figuran la desconfianza y la descomposición del Poder Judicial, así como la politización que entra en la prensa.

Explicó que en la sucesión de eventos que empiezan con el secuestro de la niña, el asesinato, el linchamiento y la muerte de la supuesta criminal hay omisiones descuido, apatía y errores de todo.

El periodista resaltó lo limitado de la información periodística en casos como el de Taxco ya que quien recibe la información pero se desconocen los aspectos más profundos y sólidos de los hechos.

“Es un caldo de cultivo que no alcanzamos a comprender del todo pero que tiene muchas explicaciones y trasfondo que no le interesan a esos grandes medios para nunca salirnos de ese tema porque siempre han desdeñado este tipo de violencia del fuero común y la esconden en publicaciones menores”

Francisco Cruz

El escritor subrayó que para los periodistas es más atractivo reportear la violencia grande, lo relacionado con el narco, “porque nos va a dar nota de 8 columnas e incluso prestigio”.

“Si publicamos una nota del linchamiento de una pareja que acaba de asesinar a una niña de 8 años, de pronto no parece muy atractivo porque lo hemos visto como un género menor del periodismo aunque no lo sea. Pero así vivimos. Y al margen de la politización que incluye el trabajo deplorable de esos grandes medios de comunicación y del trabajo deplorable de sus analistas porque de inmediato achacaron el crimen al presidente López Obrador.

Francisco Cruz
[object Object]

Linchamientos, resultado de la descomposición social que empezó hace décadas

Para Francisco Cruz, la justicia por mano propia, que por lo regular se le da el nombre de linchamientos, es resultado de la descomposición social que empezó hace décadas no solo en Guerrero, sino en varios puntos del país.

“Una descomposición a la que nadie quiso prestar atención porque el PRI y el PAN a todos los niveles de gobierno y el Poder Legislativo utilizaron al Poder Judicial como un brazo político de tal forma que se pueden legalizar, justificar, cualquier clase de atrocidades”

Francisco Cruz

El analista político consideró que el primer problema que se enfrentan los mexicanos cuando hay un hecho de justicia por mano propia es que “se linchan a las personas porque no se confía en la justicia. Decimos: ‘si este caso va a llegar a un juez es porque nunca va a haber justicia’”.

“No se confía en la justicia porque todos los nombramientos de ministros, magistrados y jueces son cadenas políticas (...) No confiamos en la justicia porque sabemos que si alguien tiene dinero la va a comprar”

Francisco Cruz

Francisco Cruz abundó que la desconfianza existe además de los jueces, también en los ministerios públicos, así como en las policías, pues “al menos desde el gobierno de Felipe Calderón, las policías municipales fueron infiltradas por el crimen organizado”.

A ello habría que sumársele, dijo, que los políticos poco a poco se fueron corrompiendo y prefirieron volverse multimillonarios haciendo a un lado el nivel de pobreza que acabó por romper el tejido social, implicando que haya casos en el que el vecino trate de abusar del vecino, que es el caso de Camila.

“Hace décadas que los alcaldes, los gobernadores y los directores de la policía se robaban los recursos y los cuerpos policiacos que tenemos son muy deficientes”

Francisco Cruz

De acuerdo con el periodista, cuando AMLO dice “abrazos no balazos” el significado es recomponer el tejido social de este país, pues cuando se tiene un país con una sociedad rota hay un afán de los periódicos grandes de politizar casos como el de Camila y sin nunca entregar los contextos.

– La cobertura se da en el contexto electoral. ¿Su difusión es con miras a engrosar la campaña del miedo?

– Este asesinato de Camila claro que lo ha aprovechado la oposición para meter más miedo todavía y a eso le sumas la ejecución o el asesinato de Gisela Gaytán en Guanajuato sí hay una campaña abierta de miedo en la que participan esa vieja prensa, expone Francisco Cruz, cuyo nuevo libro “Las damas del poder” ya circula en librerías.

“Sí hay una campaña de miedo abierta en la que se está montando la oposición. Nos quieren aterrorizar como lo hicieron en el gobierno de Salinas cuando asesinan a Luis Donaldo Colosio, a José Francisco Ruiz Massieu... al cardenal Posadas Ocampo”

Francisco Cruz

“¿Les va a funcionar? Yo creo que no les va a funcionar mucho, pues hay que ver las encuestas en las que está montada Xóchitl Gálvez que no repunta”, puntualiza el periodista, quien insiste en que en México tenemos una violencia que se visibiliza “y lo aprovechan para infundir ese miedo de cara al proceso electoral”.