Los meses de invierno pueden desanimarte a salir de tu casa, en especial para ir a andar en bicicleta. Pero, si te enfrentas a las inclemencias del tiempo sobre dos ruedas, tenemos algunos consejos para que no te gane el frío mientras pedaleas. “No hace frio hay ciclistas mal vestidos,” me dijo Ricardo Guerra del club Biscauch, de Nuevo León, antes de salir a rodar hace algunos años.

1. Usa calcetines de lana y/o cubrezapatillas

No hay nada peor que los dedos de los pies helados o los pies mojados. Para mantener los dedos de los pies calientes durante tu salida, te recomendamos un buen par de calcetines y un par de zapatos impermeables (o cubrezapatos).

2. No olvides los guantes

Mantener las manos calientes te ayudará a controlar tu temperatura corporal. Un par de guantes gruesos de invierno protegerá tus manos adecuadamente, pero asegúrate de poder frenar, cambiar de marcha y agarrar el manubrio con seguridad antes de salir.

3. Prepárate para cambios de temperatura

Antes de salir, mira el pronóstico del clima y vístete adecuadamente. Si va a llover, ponte tus impermeables y algunas capas cálidas; no te arrepentirás cuando se abran los cielos. Las noches también son más largas durante el invierno, así que siempre asegúrate de llevar ropa de alta visibilidad y revisa las luces de tu bicicleta antes de salir.

4. Usa muchas capas delgadas

Es fácil pasar calor y sudar cuando andas en bicicleta, incluso en invierno. En lugar de ponerte una chaqueta gruesa y calentarte demasiado, usa varias capas delgadas que te puedas poner y quitar para no terminar acalorado y sudado.

5. Mantén tu bicicleta en óptimas condiciones

Después de andar en mal clima, es una buena idea llevar tu bicicleta al taller para que todo funcione sin problemas. Si no puedes llevarla seguido al taller, asegúrate de lavarla bien para que no se oxiden los componentes. Presta especial atención a la cadena, los engranajes, los frenos y las llantas.

6. Tómatelo con calma

Tomará un tiempo para que tu cuerpo, especialmente tus articulaciones y músculos, se caliente adecuadamente, así que no aceleres tan pronto como salgas de tu casa. Asegúrate de calentar bien antes de iniciar tu sesión de entrenamiento para prevenir lesiones.

7. Seguridad, ante todo

La nieve y el hielo son condiciones particularmente peligrosas para andar en bicicleta, por lo que debes asegurarte de tener el control total de tu bicicleta en todo momento. Ten cuidado si pedaleas sobre carreteras mojadas y resbaladizas y si encuentras hielo, ve en línea recta, no pedalees y trata de no frenar, ya que podrías patinar y caer.

Si vas a salir a entrenar o a rodar con tus amigos en condiciones invernales, asegúrate de tener mucho cuidado y nunca tomes riesgos en el camino.