31 de julio de 2021 | 23:51
Opinión

La pistola en la sien

¿Quiénes son los verdaderos maléficos de la 4T?
El presidente López Obrador escucha una exposición de Santiago Nieto, titular de la UIF
Compartir en

La 4T que encabeza el compañero presidente, Andrés Manuel López Obrador hace agua. Los problemas se acumulan y las soluciones brillan por su ausencia, a eso le sumamos la ruptura de los acuerdos con sus adversarios. Pero en este drama pareciera que todos tienen algo contra todos y se tienen apuntándose sin disparar como en las películas.

Espionaje Pegasus

La FGR investiga sobre el uso de este ‘malware’ desde hace cuatro años, antes de que tomara posesión López Obrador, pero trascendió que tuvo continuidad en la actual administración. De las indagaciones de la Fiscalía que comanda Alejandro Gertz Manero, poco o nada se sabía; hasta que el tema “reventó” de manera internacional.

Se dio a conocer que entre los personajes que eran espiados fueron; el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera Santiago Nieto –quien era titular de la FEPADE, en la administración del ex presidente EPN-, el propio López Obrador y 50 personas de su círculo cercano incluyendo a sus hijos.

Así, continúan los fracasos:

Fallo en el Aeropuerto

En una situación sin precedente, el día de ayer, a través de sus redes sociales el Aeropuerto de la CDMX informó de una falla general de comunicación entre radares que afectó los planes de vuelo desde Estados Unidos y México.

Sin medicinas

El desabasto de medicinas sigue sin resolverse. Al inicio de la administración, sin tener un plan alterno y con el pretexto de romper la cadena de corrupción, AMLO decidió no renovar el contrato de medicamentos consolidados. Lo único que logró romper, fue uno de los mejores sistemas de proveeduría de medicamentos.

Han pasado tres años de esa medida y el desabasto crece, la corrupción se mantiene y lo peor, es que no hay medicamentos, los niños con cáncer siguen sin tratamientos y en el IMSS carecen de lo más básico, ni siquiera para surtir recetas.

La situación ha llegado a un punto lamentable, al inicio se informó que a través de la UNOPS se comprarían los medicamentos, pero las licitaciones que la Secretaría de Salud preparó no se pudieron cumplir y al final, como si fuera un verdadero logro, después de casi un año se anunció que en 37 días fue adquirido un lote de medicamentos. En pocas palabras, la Secretaría de Salud, cancela las compras de medicamentos, le pide ayuda con “la papa caliente” a una organización internacional, pero no le otorga el respaldo necesario para la licitación y tercero, la autoridad decide hacer compras poco eficientes de manera directa, el resultado, un desabasto dramático de medicinas.

Al recurrir, después de dos años y medio, a la compra directa, el esquema preferido de este gobierno se coloca al país en una grave situación de salud pública. Un rotundo fracaso.

¿Y las vacunas?

Qué decir del manejo de la pandemia y de las vacunas. Nadie en el sector Salud puede dar cuenta de lo que ha sucedido, con más de 19 millones de dosis contra Covid-19.

Las mentiras e incompetencia en la 4T cada vez son más evidentes.

El presidente aseguró una y otra vez que ya no habría condonación de impuestos, aseguró que todos pagaríamos, pero nuevamente con sus actos se contradice.

Como salida a la tragedia de la Línea 12 del Metro, se supone que el empresario Carlos Slim fue encontrado “corresponsable” del colapso y la muerte de 26 personas y que “pagaría” la reparación del tramo defectuoso, sin embargo, no solo le pagan, sino que lo premian.

Resulta que la Secretaría de Hacienda otorgó a las empresas de Slim la condonación de más de 350 millones de pesos.

También trascendió que Segalmex, la Conasupo de la 4T, durante sus dos primeros años realizó operaciones fraudulentas. A esta empresa creada por la actual administración, la dirige Ignacio Ovalle quien, por cierto, fue responsable junto con Raúl Salinas, Juan Manuel Pasalagua Branch y el hijo de Javier Jiménez Espriu, de comprar para CONASUPO leche radioactiva, maíz contaminado y un frijol chino que no servía de nada.

Segalmex otorgó casi 800 millones de pesos en adjudicaciones directas a una red de seis empresas cuyos socios han sido identificados como participantes en empresas fantasma y en manejos irregulares en el ISSSTE y en la SEDATU, de hecho, un socio y operador de tres de esas compañías, participa en una empresa “facturera” que ha sido identificada oficialmente por el SAT como simuladora de operaciones.

Lozoya-Odebrecht

Otro asunto donde la 4T tiene apuro por dar “carpetazo”, es el caso del ex titular de PEMEX  Emilio Lozoya y las transacciones irregulares entre funcionarios públicos y la empresa brasileña, Odebrecht.

Es natural, porque cada vez aparecen más evidencias de la vinculación de personajes de la 4T con Lozoya y la empresa brasileña, empezando por el exsecretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, ya que su empresa familiar IDESA, fue socia de Odebrecht-Brasken en el complejo de Coatzacoalcos, Etileno XXI, donde trabajaba Rocío Nahle.

La inseguridad, feminicidios, crímenes y masacres ya superan por mucho las estadísticas de sus antecesores. En la percepción y en los hechos la inseguridad sigue creciendo, junto con la militarización del país.

Ante el fracaso, las amenazas

Por si fuera poco, recientemente otro tema que impactó en la 4T como un misil dirigido fue el sistema de espionaje internacional conocido como Pegasus.

El asunto de Pegasus podría significar el punto de quiebre de los acuerdos que se tenían con la administración de Enrique Peña Nieto y que podría llegar a una “guerra sin cuartel”.

Si bien, Santiago Nieto ayer en la conferencia mañanera dio algunos antecedentes sobre el origen del espionaje y la lista de los “maléficos”; quizá no se levanten las denuncias correspondientes, y si sí puede ser que al llegar a la FGR ya no se sepa nada. Ante la dinámica de López Obrador de gobernar con sus obsesiones y la falta de acuerdos, sigan más vídeos protagonizados por sus hermanos, familiares y colaboradores cercanos y, se revele información acerca de la red de financiamiento de su movimiento y de otras cosas que quizá, el compañero presidente ya no pueda controlar.

Cual película de Quentin Tarantino, con el asunto del espionaje, todos los involucrados tienen al otro apuntando en la sien.

...