Las intervenciones públicas de X. Gálvez son una fusión de desinformación y contradicciones, reforzadas por la evidente inexperiencia y una serie de tropiezos que han generado desconcierto y burlas. Sus discursos son laberínticos, rebuscados, ininteligibles. ¿Ensayará emocionada Xóchitl con apuntes y todo frente a su amiga y colaboradora Margarita Zavala para que le de el visto bueno?

Es complicado entender a la candidata de “Fuerza y Corazón por México”; muy difícil. Lo que sí deja claro es que no tiene idea de lo que en realidad pasa en el país y que su campaña carece de propuestas. Lo único claro es que pretenden recuperar el poder para hacer del país lo que les venga en gana, como en antaño.

¿Será que su enfoque en la ignorancia pueda clasificarse como una estrategia política? Algo poco convencional, pero posible. Gálvez tiene la capacidad de dejar perplejos a los que la siguen y a los opositores. Genera reacciones cuando se presenta con su amplio y colorido huipil y sandalias con medias; o portando trajes sastre holgados porque la ocasión lo amerita. Xóchitl cambia de opinión como el camaleón de color…

Xóchitl Gálvez Ruiz, la ex senadora del PAN, la empresaria millonaria es la candidata de la “Fuerza y Corazón por México”. La eligieron, la agarraron de sorpresa. Ella iba por la jefatura de gobierno de la Ciudad de México… y así sin mas la aventaron al ruedo. Su tocayo X. lo habrá decidido con la venia de los muy inteligentes y honestos líderes del PRI, PAN y PRD, partidos que conforman la alianza.

Ella se sorprendió. La inflaron y ella a su vez también. Se maravilló que semejante empresario la haya elegido entre tantas otras, bellas y “honestas” como Lilly Téllez, que a la experimentada priista Beatriz Paredes la hayan bajado a la mala aunque haya hecho pedazos a Xóchitl en los debates… A pesar de todo, Claudio X. y los que se encuentran en la oscuridad manejando desde hace años los hilos del poder, ese que se resisten a soltar a pesar de todo, eligieron a la senadora “indígena por elección”, a la simpática y ocurrente señora del huipil, a la que dice “venir desde abajo”, para ser la contrincante de Claudia Sheinbaum, de Morena.

Gálvez, alegre y segura, sube a la tarima de los eventos agitando rápido la mano para saludar a los asistentes. En cuanto le entregan el micrófono y tiene que caminar en un seguro entablado ella siente que está dando pasos en una cuerda floja porque no estudió bien el guion, o si lo hizo no sabe del tema y le es imposible desmenuzar, es incapaz de improvisar. Su risa, sinónimo de nerviosismo... de bloqueo.

Gálvez, la del huipil colorido y la mente en blanco. La candidata a la Presidencia de la alianza “Fuerza y Corazón por México”, la que se contradice…

Declaraciones y contradicciones de la candidata Xóchitl Gálvez:

- “… Soy ingeniera y para mí los problemas no se arreglan con ideología, los problemas se arreglan con soluciones”. Dice con orgullo que es ingeniera y cuando se le cuestionó acerca de su empresa familiar “Operación y Mantenimiento de Edificios Inteligentes”, afirmó que su esposo contaba con el 30 por ciento, su hija con el 20 por ciento y ella con el 80. Esas cifras suman 130. Las cuentas, a pesar de ser ingeniera, no le salen a Xóchitl….

- “Se acabaron los programas sociales a los “huevones”. “¡A trabajar, cabrones! Las pensiones para adultos mayores deben ser temporales, solo fomentan la dependencia y el conformismo, se debe reintegrar a los adultos mayores a la fuerza laboral, esto los mantendrá llenos de vida y propósito”.

Después de meditar, o de escuchar a su opositora Claudia Sheinbaum y ver la aceptación que tiene, Xóchitl cambió de opinión. “Que les quede claro, las pensiones se quedan. Yo quiero decirle a los adultos mayores que su pensión está en la Constitución”.

Xóchitl Gálvez Ruiz está perdida, no encuentra la salida del laberinto en el que la metieron sus jefes; esa que la llevaría a la Presidencia de la República. En el centro del dédalo están Claudio X., Alejandro Moreno, Marko Cortés y Jesús Zambrano, desesperados, dándole instrucciones; arrepentidos tal vez, de haberla elegido porque Xóchitl no puede retomar el vuelo, anclas pesadas la detienen, la van hundiendo. Ella con su falta de fluidez y evidente dispersión acelera su derrota.

Después de tantos tropiezos todavía la mandan de gira a Estados Unidos. Se presenta en el Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson. Aventada Xóchitl, en medio de su discurso sorprende a los asistentes diciendo: “President Biden: yujab tu wok da tok”. Ella intentó decir: “You have to walk the talk”, le pide al presidente de Estados Unidos que tiene que “predicar con el ejemplo”. Gálvez de nuevo es el blanco de duras burlas.

Cómo no recordar cuando Enrique Peña intentó hablar en inglés: “Bunyan, domestic market da complement of esportin sector, maybe this trigger. Well investment infraestructocho… infra… infraetrutuchu, infraestructur….”

El ex presidente Peña Nieto tuvo burdos tropiezos que resultaron en burlas, mismas que ahora dirá que valieron la pena y que ha dejado atrás porque el ex presidente vive impune y como rey en España.

- ”Tenemos un problema muy grave que las empresas del Estado son pésimas para administrar el dinero del mexicano y pésimas para ser productivas; yo sí veo el sector privado, sí lo veo y me van a madrear los de Morena pero no me importa pero yo sí quiero defender al planeta. Ese va a ser un tema que tenemos que resolver”. Gálvez quiere al México entreguista.

- “Los datos son muy claros, el 50 por ciento del gasto de salud es del sector privado. Este gobierno privatizó el sector privado”, declaró confundida la candidata. ¿Qué hará la señora X cuando esté frente a Claudia Sheinbaum en los debates?

- ”Se necesita dejar de gastar el dinero a lo pendejo”, dijo Xóchitl… ¿Se refiere a las becas, a la ayuda a los adultos mayores?

Le preguntaron si haría mañaneras. A lo que ella contestó: “No, jaja. No. Hay que trabajar, porque hablar por hablar dos horas o más es perder el tiempo”. Xóchitl ya tiene sus conferencias matutinas, “La Conferencia de la Verdad” que será tres veces por semana.

”Hay muy malos priistas con los que yo no trabajaría como Bartlett y Alito. Tenemos una ola de oportunistas”. Después dijo que hubo un mal entendido. Para enmendar su error, en otro evento le echó flores a Alejandro Moreno. “Necesito la experiencia y la fuerza de Alito, porque vaya que es un cabrón”, dijo entre risas y aplausos de los legisladores.

Gálvez, una candidata que se desdice una y otra vez. Sus contradicciones, sus discursos camaleónicos generan un tsunami de burlas. La candidata de “Fuerza y Corazón por México” siempre está en la boca de todos…

X. Gálvez es la candidata que no tiene propuestas, la que es pura divagación y que va muy atrás de Claudia Sheinbaum.

Recordemos la frase de Salvador Dalí: “Que hablen bien o mal; lo importante es que hablen de mí”... Eso es lo que sí ha logrado Xóchitl Gálvez.