21 de septiembre de 2021 | 13:01
Opinión

MORENA, la gran derrotada

¿Una derrota para AMLO? Hoy los mexicanos podemos estar tranquilos.
¿Qué viene ahora para Morena y para el gobierno de López Obrador?
Compartir en

Se dijo en SDPNoticias en reiteradas ocasiones: se avecinaba una gran derrota para MORENA. Y así sucedió.

Aunque en múltiples elecciones locales MORENA sorprendió. No obstante, la cuestión de fondo político en estos comicios federales era la conformación de la Cámara de Diputados; y el oficialismo acabará con por lo menos cincuenta curules menos que en 2018.

Gran derrota para López Obrador.

Para la coalición opositora, obtener más de 167 curules representaba una victoria. Se logró. Triunfó la oposición.

Hoy se puede garantizar que el PAN, el PRI y el PRD materializarán el dique de contención legislativo para obstaculizar los embates autoritarios y las intenciones dictatoriales de presidencia.

Hoy los mexicanos podemos estar tranquilos.

A la Constitución no se le cambiará una coma, señor presidente.

Nuestra democracia se mantiene. La defendimos millones de mexicanos con nuestros votos.

Los grandes vencedores de la jornada electoral somos los ciudadanos y el INE.

Habrá contrapesos. Por fin AMLO sabrá lo que significa ser liberal.

Conservador empedernido, pero liberal de dientes para afuera, López Obrador es el derrotado en la contienda.

Pero le vendrá bien. Creo que las inminentes limitaciones al poder presidencial que se le impondrán a partir de hoy harán de AMLO un mejor presidente.

Pasemos a la Ciudad de México, el [otrora] gran bastión lopezobradorista.

El constante y sistemático insulto a la clase media desde el poder recibió su respuesta: el castigo electoral.

El perredismo tuvo su revancha. Mantuvo el registro y logró victorias importantísimas en la capital del país.

Otros derrotados: Claudia, Marcelo y Mario.

Está iniciando la sucesión presidencial y MORENA está moralmente vencida.

La coalición opositora acaba venciendo. En primer término, porque le arrebata la mayoría calificada al oficialismo. En segundo lugar, en virtud de que se obtienen más de cincuenta curules que no se tenían.

Se reivindica la identidad de la ciudadanía.

México no es un país de un solo hombre. Somos millones. Y a partir de mañana tendremos todos una voz.