23 de enero de 2022 | 12:37

Funcionario de la CFE nos da un diagnóstico de la industria eléctrica 2/2

CFE denunció en junio de 2020 que el esquema de autoabasto fue distorsionado por generadores, como la española Iberdrola y la italiana Enel
Mario Morales Vielmas, funcionario de la CFE, en entrevista sobre la Reforma Eléctrica
Compartir en

TENGO OTROS DATOS

El director general de Intermediación de Contratos Legados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Mario Morales Vielmas, habló en entrevista con SDPnoticias de la historia del sector eléctrico en México y cómo esta industria se ha ido privatizando, lo que ha afectado tanto al consumidor final con altas tarifas, así como a las finanzas públicas.

Simulación y mercado negro de autoabasto

Los que ganan con este esquema son los grandes corporativos que están en un sistema conocido como autoabasto o de Producción Independiente de Energía (PIE), con centrales construidas y administradas por generadores generalmente de origen español.

Esta modalidad de generación eléctrica por privados nació en 1992, bajo el gobierno priista de Carlos Salinas de Gortari, para que las grandes industrias en el país, como la cementera, acerera y minera generen su propia electricidad y la transporten a sus centros de trabajo en diferentes puntos del país, utilizando las redes de transmisión de la compañía estatal; pero este servicio de porteo no se le paga a la hoy empresa productiva del Estado, o se paga un precio simbólico por debajo de los costos reales.

Para conseguir electricidad más barata, compañías como Telmex, AT&T, Farmacias del Ahorro, Femsa y sus tiendas Oxxo son parte de las firmas que se convierten en socios de las empresas generadoras como Enel e Iberdrola, aseguró el directivo de CFE.

La forma para ser socio de estás centrales de autoabasto es bajo el esquema de pagar un peso, cinco pesos o un dólar, lo que es una simulación y entra en un mercado negro de energía eléctrica.

CFE denunció en junio de 2020 que el esquema de autoabasto fue distorsionado por generadores, como la española Iberdrola y la italiana Enel, y se convirtió en un mercado negro de electricidad, donde existen 239 centrales y más de 77 mil consumidores asociados a las plantas con solo un dólar.

Pero, según CFE, el esquema fue distorsionado tras la reforma energética de 2013 por compañías privadas y se ha convertido en una simulación para un modelo de compra-venta de electricidad que compite con el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) creado tras los cambios constitucionales, precisó el ingeniero Morales Vielmas.

Privados no pagan porteo a CFE

La tarifa de transmisión (porteo) para plantas de energía renovable y cogeneración de autoabasto es muy barata. La empresa productiva del Estado registró pérdidas por no cobrar este concepto por 7 mil 800 y 7 mil millones de pesos en 2018 y 2019.

Las plantas de energía limpia (solares y eólicas) de privados generan energía intermitente, es decir que no producen electricidad todo el tiempo por lo que es necesario que centrales de la CFE tengan que entrar de respaldo para que no pare el servicio. Esto no se le paga a la compañía estatal y ocasiona grandes pérdidas a las finanzas públicas del país.

En la entrevista, el Ingeniero Morales habló que las plantas eléctricas de los privados fueron construidas con un mínimo de capital de riesgo por parte de los socios de las centrales de autoabasto y de las empresas generadoras, refiriéndose en especial a Eólica del Sur que está ubicada en Oaxaca que solo tuvo para el financiamiento de está central de parte de Femsa el 9%; mientras que lo demás fue aportado por créditos de la Banca de Desarrollo, Bancos privados nacionales y extranjeros y apoyos no recuperables por parte del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin). Lo más curioso del caso es que esta sociedad está conformada por más de 10 mil socios de a un dólar.

Iberdrola se apodera del mercado eléctrico mexicano

El directivo de la CFE también se refirió de que como las empresas privadas se están apoderando del mercado eléctrico y que en 2018 el 54% de la generación de electricidad la hacía la Comisión Federal de Electricidad y que el otro 46% lo tenían los privados, pero para este año la proporción cambio ya que la hoy empresa productiva del Estado solo produce 38% del total de la energía eléctrica del país, mientras que el 62% lo producen generadores privados.

Empresas como la española Iberdrola ya produce el 33% del total de la energía eléctrica del país, y junto con la generadora de origen hispano Naturgy ya producen más del 50% de la electricidad de México.

En la actualidad, Iberdrola dispone en el país de una capacidad instalada de 10.500 MW a través de más de una veintena de centrales de ciclo combinado, cogeneraciones, parques eólicos y fotovoltaicos. Todas ellas expandidas a través de 13 estados.

No es tan cierto, por otra parte, que los particulares se hayan centrado únicamente en energías renovables. Conforme a una publicación de septiembre de 2021 de la empresa española Iberdrola, sólo 10% de la electricidad que genera en México procede de energías renovables (solar y eólica) y alrededor de 90% la genera a partir de ciclos combinados de gas. Esto es, conforme a la Reforma planteada en 2013, no ha habido una sustitución de energías contaminantes por energías limpias, al menos con la intensidad y velocidad requeridas; además de que se tiene sin ocupar cabalmente la energía hidroeléctrica.

El mito sobre las energías limpias de los privados

Mario Morales Vielmas se refirió también a la narrativa que escriben los privados de que la CFE sólo produce energías sucias que afectan al medio ambiente, pero esto no es cierto ya que el 47% de la capacidad instalada de la CFE producen energías limpias, y sólo 6.3% de la generación de energía eléctrica se produce con combustóleo y sólo se cuenta con tres plantas que producen electricidad con carbón, mientras que Estados Unidos tiene más de 200 y China más de mil.

En conclusión, los datos aportados por el ingeniero Carlos Morales Vielmas son muy importantes, porque nos da una perspectiva de cómo funciona el mercado eléctrico mexicano y aporta elementos para la discusión de la Reforma Eléctrica elaborada por el gobierno de la Cuarta Transformación y que actualmente se discute en el Congreso.