En la mañanera del miércoles, el presidente López Obrador dijo que no entraría en polémica con lo qué pasa en el estado de Nuevo León con lo del tema del bebé que estuvo con el gobernador de Nuevo León, Samuel García, y con la titular de la Oficina Amar a Nuevo León, Mariana Rodríguez.

“Lo de Nuevo León pues eso tiene que ver con la decisión de los ciudadanos, no debe haber también propósitos politiqueros. Me llama la atención que el Reforma está cuestionando ahora al gobernador de Nuevo León, ¡¿qué pasó ahí?! Antes no estaban así las cosas”, dijo AMLO sobre lo que se esta comentando sobre la pareja Fosfo fosfo.

Con este comentario, López Obrador se hizo #TeamMariana y no crítico al gobierno del estado donde muchos no tienen como favorito al de Macuspana. Muchos de los que apoyan lo que hizo Mariana Rodríguez el fin de semana son declarados anti-AMLO. ¿Qué pensarán ahora que el presidente no aprovechó el momento para hacer un comentario negativo sobre el gobierno de Nuevo León?

En diversos medios se han publicado declaraciones de Rodríguez donde dice que “no están tontos” como para hacer lo que hicieron sin revisar el reglamento. Dijo que el responsable del niño, al no haber padres, es el director del DIF y que a él le pidieron permiso para poner fotos del niño. ¿Salida fácil o salida real?

La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en sus artículos 76 y 77 hablan sobre la exposición y violación a la intimidad de las niñas, niños y adolescentes, algo que se hizo el fin de semana. Curioso que el presidente haya dejado pasar”esa rolita” cuando una de las campañas en redes sociales de su esposa, Beatriz Gutiérrez, fue la de #ConLosNiñosNo, ¿tendrá AMLO un nuevo consentido?

Lo que resulta interesante es la percepción de los encuestados en la encuesta que realizó MetricsMX sobre lo que hizo el fin de semana la pareja gubernamental de Nuevo León.

Al parecer, mis paisanos piensan que lo que hicieron Mariana y Samuel estuvo bien y que no debería de tener repercusiones Estos resultados son similares a una encuesta que publicó Mariana Rodríguez en su Instagram. MetricsMX llevó las mismas preguntas a nivel nacional donde hay un comportamiento totalmente contrario. La gente de todo México, con excepción de Nuevo León piensa en su mayoría que sí se atentó contra el bienestar del bebé; que sí violaron la ley y se aprovecharon del bebé huérfano y que esto fue promoción política personal.

En Nuevo León existe un gran enamoramiento con Mariana y Samuel , al parecer todo lo que han hecho no ha servido para enamorar a todo México. Si realmente existen aspiraciones de Samuel por ser presidente, lo que hizo el fin de semana no le ayudo mucho, al menos fuera de su estado.

Galimatías

Hubo reacciones de varias personas de mi circulo personal sobre mi columna sobre la pareja Fosfo fosfo y los niños. Muchos me decían que lo que estaba haciendo Mariana alentaba a otras personas a hacer lo mismo y que la sobre exposición del bebé pudiera animar a muchas parejas a adoptar. Otras me decían que ese niño fue feliz ese fin de semana y que eso necesitan los niños que están en centros como Capullos.

Sí creo que los niños necesitan atención y sí creo que ese niño que se llevaron merece que le den mucha atención y cariño. Justo el miércoles vi a Mariana cargando al niño y vi la cara de felicidad del huerco, pero lo siguen exponiendo en redes, ¿es necesario?

Lo que no estoy de acuerdo es que se aprovechen de su posición para hacer cosas con los niños que al final necesitan muchas cosas. Decía mi profe de física de la prepa, Ladislao Jiménez, “lo que no es plano , es chipotudo” entonces si Mariana quiere hacerle bien a esos niños tiene que ver los aspectos de las leyes que protegen a los niños.

Bien dice Laura Garza en su Twitter (@lauragarza): “Mariana debe de entender que al hacer pública su vida, la convierte en política”.

¿Usted qué cree?