23 de septiembre de 2021 | 16:45
Negocios

¿Cómo hacer un presupuesto en pareja?

Vivir en pareja puede representar algunos problemas económicos si no se hace un buen presupuesto.
Dinero
Compartir en

Algo que pocas veces se menciona cuando se quiere iniciar una vida en pareja es el presupuesto con el que se cuenta para los gastos.

Si bien es cierto que los temas de dinero, sobretodo en pareja, pueden ser difíciles; es necesario que esto se platique para saber como afrontar este paso.

Hay muchos elementos a tomar en cuenta acerca del presupuesto que se debe de hacer cuando se inicia una vida en pareja.

Es por ello que aquí vamos a hacer una pequeña guía o resumen de lo esencial que se debe de tomar en cuenta.

Aclarando que se toma en cuenta que ambas partes aportan para el presupuesto de gastos generales de la casa en general.

Pues cuando sólo una persona es proveedora la estrategia puede cambiar radicalmente; asimismo no se toma en cuenta parejas con hijos.

El presupuesto debe de cubrir lo básico

Aunque parece autoevidente, no está demás señalar que el presupuesto de pareja para la casa debe de cubrir lo básico en primera instancia.

Estamos hablando de gastos fijos como la renta (si aplica), servicios (agua, luz, gas e internet), comida y gastos médicos si no se cuenta con afiliación a IMSS o ISSSTE.

En este sentido es conveniente que se preparen su propia comida, pues el pedir a domicilio o comer fuera puede elevar potencialmente el gasto del presupuesto.

Junto con esto, conviene siempre revisar las instalaciones del lugar donde van a vivir, además de pedir algún recibo de agua o luz previo a su llegada.

Para establecer el gasto promedio de dichos servicios y estar al pendiente de posibles desperfectos que pudieran representar un gasto no previsto.

Además de lo anterior, cada una de las partes debe de tomar en cuenta los gastos personales que hace en el día a día.

Si bien actualmente muchos trabajan en casa por la pandemia, poco a poco se comenzarán a retomar actividades generales.

Los primeros meses en pareja el presupuesto se elevará

Ahora bien, debe de tomar en cuenta que los primeros meses en pareja viviendo juntos el presupuesto se elevará.

Esto debido a que si no se cuenta con muebles y demás, se tendrán que comprar necesariamente para poder equipar muy bien la casa.

Estamos hablando no sólo de cosas grandes como refrigerador, comedor o cama, también a elementos que pocas veces se presta atención, como artículos de limpieza.

Todo eso se deberá de comprar en los primeros días; además de estar al pendiente de posibles reparaciones o ajustes que se quieran hacer a la casa.

Conforme pasen las semanas y meses, el gasto se estabilizará un poco; de ahí que es conveniente establecer un presupuesto alto en primera instancia.

Cuando los gastos esenciales sean cubiertos, se pueden relajar y bajar la expectativa de aportación al presupuesto, aunque siempre viendo por lo esencial.

El presupuesto no necesariamente incluye entretenimiento y diversión

Un error común que mucha gente hace al momento de establecer un presupuesto de gastos, sea en pareja o individual, es incluir la diversión y entretenimiento.

Esto no necesariamente debe de ser así; si bien no negamos que esta estrategia puede funcionar para muchas personas, no es algo establecido.

Aquí estamos tomando al presupuesto de gastos de la casa como un ente independiente, donde se separa una parte del ingreso única y exclusivamente para este.

Algo que como mencionamos está destinado para las cosas más esenciales; si bien el entretenimiento es parte de esto, no debe de verse como lo principal.

Recomendamos que cosas como la retan de servicios de streaming, videojuegos o salidas tengan su propio apartado ajeno al presupuesto de gastos de la casa.

En este caso, destinar otra parte de los ingresos a una categoría que podría ser “Gastos de Diversión”.

Aquí hay que señalar, el presupuesto de gastos de la casa no se debe de tocar para pagar la diversión; pero los gastos de diversión si pueden pagar cosas de la casa.

A señalar también que ya dependerá de cada pareja si se quiere que ambos paguen todo el entretenimiento o cada quien sus gustos.

Es decir, que una parte pague Netflix, la otra las salidas al cine, ambos aporten para una consola de videojuegos o cada quien tenga la suya; entre otras cosas.

La aportación al presupuesto debe establecerse desde el inicio

Otro punto importante y que para muchos es conflictivo es, ¿cuánto debe de aportar cada uno al presupuesto de la casa?

No hay como tal una respuesta satisfactoria a esto, aunque se toma como base el 50-50, no ha todas las parejas les funciona esta medida.

De hecho, sólo aquellas que ganan más o menos una cantidad similar señalan que están conformes con que cada uno aporte la mitad del presupuesto.

Algunas consideran que quien gana más aporte más o se encargue de los gastos más fuertes, como podría ser la renta, mientras que la otra paga ciertos servicios.

Esto se debe de establecer puntualmente incluso antes de que se decida por fin iniciar una vida en pareja.

Además también conviene tener un ahorro para emergencias, ya sea una posible enfermedad, accidente o desperfecto en la casa.