Ante riesgos por coronavirus, Banxico reduce tasa de interés a 6.5%

dinero billetes
Imagen ilustrativa.Cuartoscuro

El Banco de México decidió adelantar su decisión de recortar la tasa de interés ante la incertidumbre que se ha generado por la pandemia.

México.- Con el objetivo impulsar el mejor funcionamiento de los mercados nacionales durante la actual contingencia por la pandemia de coronavirus Covid-19, el Banco de México (Banxico) anunció que adelantará para este viernes 20 de marzo, el recorte de 50 puntos a la tasa de interés, con lo cual pasará de 7 a 6.5%.

De acuerdo a lo indicado en un comunicado del organismo, ante la incertidumbre en los mercados por la propagación de la enfermedad respiratoria, que ha afectado severamente la perspectivas de crecimiento de la economía mundial, se decidió adelantar la decisión que estaba prevista aplicarse para el próximo 27 de marzo.

“Al igual que en otras economías emergentes, en las últimas semanas la moneda nacional se depreció de forma importante, las tasas de interés de valores gubernamentales aumentaron de manera significativa en todos sus plazos y las primas de riesgo se incrementaron considerablemente”Banxico

De la misma forma, el desplegado del banco central mexicano, destaca que el panorama además de haber producido afectaciones en las previsiones sobre el crecimiento, ha generado un efecto negativo en la inflación para la economía del país, especialmente, las afectaciones sobre la actividad económica que se derivarían de la pandemia.

Reducción busca impulsar crecimiento de la economía

En relación a la inflación, el organismo destaca los pronósticos aún prevén que se mantenga la tendencia hacia la meta establecida, no obstante aclara que podría conseguirse en un periodo más prolongado y tiene riesgos severos.

Al adelantar el recorte de la tasa de interés, el Banco de México busca que haya una mayor cantidad de dinero en circulación, además de que de manera paralela, se estimule la inversión directa para que el Producto Interno Bruto (PIB) cuente con un impulso.

Cabe destacar que al contar con una tasa de interés baja, se generan incentivos para que la economía alcance un crecimiento, toda vez que el consumo se facilita y promueve.

De la misma forma, se alienta a que las personas se arriesguen a tomar créditos para la adquisición de bienes como autos y casas o bien, para invertir en la conformación de empresas.

0
comentarios
Ver comentarios