La ONU felicita al nuevo presidente de Yemen, pero avisa que la transición es delicada

Naciones Unidas, 28 feb (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, felicitó al nuevo presidente de Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi, quien sucedió a Alí Abdalá Saleh como primera etapa de un proceso de transición que es todavía "delicado" y que necesitará de mayores esfuerzos de mediación, según Naciones Unidas.

Así lo explicó hoy ante el Consejo de Seguridad el subsecretario general de la ONU para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe, quien informó que Ban se puso en contacto telefónico con Hadi tras su toma de posesión para transmitirle su felicitación.

Pascoe detalló este martes al máximo órgano de decisión de Naciones Unidas de la situación en Yemen, en una reunión en la que mostró cautela, pero también su convicción de que la transición ideada para el país árabe por el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), "está en marcha".

"La transición en Yemen es todavía delicada y necesitará de una mediación continuada", dijo Pascoe al máximo órgano internacional de seguridad, ante cuyos miembros destacó el éxito de las elecciones presidenciales celebradas hace una semana y en las que Hadi fue "el candidato de consenso".

Tras su toma de posesión como presidente yemení el lunes, el próximo paso para los yemeníes es "la celebración de una conferencia de diálogo nacional a la que siga el inicio de un proceso constitucional y la celebración de elecciones generales al cabo de dos años", explicó Pascoe.

Agregó que "todas las partes" de Yemen contarán con el apoyo del enviado especial de la ONU para ese país, Yamal Benomar, durante el proceso de transición.

Benomar asistió a la toma de posesión de Hadi, junto al secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, y varios embajadores europeos y de la región, y tiene previsto comparecer próximamente ante el Consejo de Seguridad para informar de los avances logrados hasta el momento.

Saleh puso el lunes punto final a más de tres décadas de mandato con el traspaso oficial del poder a Hadi, en un acto que supuso un paso hacia adelante en la transición de un país que, sin embargo, está ante una explosiva coyuntura, con un pujante movimiento separatista en el sur, la rebelión chií de los hutíes en el norte y la importante presencia de Al Qaeda, que controla zonas enteras.

0
comentarios
Ver comentarios