Nacional

Morena denuncia a Yeidckol Polevnsky y a proveedor por contratos de 395 mdp

Yeidckol PolevnskyMario Jasso / Cuartoscuro

La dirigencia nacional de Morena oficializó denuncias penales y civiles contra los responsables de contratos para obras que no se realizaron.

México.- La dirigencia nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentó denuncias civiles y penales contra quienes resulten responsables por el otorgamiento de contratos por 395 millones de pesos en obras no realizadas; el caso involucra a la expresidenta nacional, Yeidckol Polevnsky y su amigo proveedor, Enrique Bonilla García, propietario de Grupo Ebor.

Las denuncias fueron presentadas de manera formal durante el fin de semana y se concentran en la firma de diciembre de 2019, cuando Grupo Ebor se hizo de dos contratos otorgados por la dirigencia nacional, todavía a cargo de Polevnsky, para obras en inmuebles por designar del partido. 

El primer acuerdo fue con Inmobiliaria Moscati de Querétaro SA de CV por 312 millones 445 mil pesos y el segundo con Estrada Miranda Proyecto y Construcción SA de CV por 82 millones 555 mil pesos. Las obras no se realizaron. 

En una videoconferencia con 100 consejeros, Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente nacional del partido, dijo que ya en febrero se contaban con los inmuebles para las construcciones y adecuaciones requeridas, pero las empresas contratadas se mantuvieron en omisión.

Aclaró que no se trata de una cacería de brujas, sino de la revisión administrativa de los gastos y contratos, así como los procedimientos de denuncia en los casos que lo ameriten. 

"Hemos solicitado información y hasta este momento no tenemos originales de los contratos, solamente copias, y sobre la base de esas copias, se han pagado 400 millones de pesos, y no hay ninguna obra, pese a que desde hace tiempo ya tenemos algunos inmuebles"Alfonso Ramírez Cuéllar. Presidente de Morena.

El líder morenista, que llegó al cargo pese a impugnaciones por todas las vías de Polevnsky, cuestionó que todos los servicios previstos en los contratos fueran delegados en un sólo grupo, pues además de remodelaciones también se asignó la compra de computadoras e instalación de un sistema de seguridad.