Nacional

Mario Marín interpone amparo para quedar en libertad

Mario MarínFrancisco Guasco / Cuartoscuri

Mario Marín, exgobernador de Puebla, está en prisión preventiva en Quintana Roo; es acusado del delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho

El abogado de Mario Marín, exgobernador de Puebla, solicitó un amparo para que su cliente enfrente su proceso penal en libertad. Actualmente se encuentra en prisión preventiva por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho ocurrido en 2005.

El juzgado Tercero de Distrito en Cancún, Quintana Roo, admitió a trámite un juicio de amparo promovido por la defensa de Mario Marín, para que se le imponga una medida cautelar en libertad. La audiencia se realizará el próximo 18 de mayo, en ese entonces, un juez decidirá si otorga o no el amparo.

Mario Marín fue detenido a Acapulco

En marzo, la Juez Tercero de Distrito en Quintana Roo, Ana María Nava Ortega, otorgó un amparo a Mario Marín, contra el auto de formal prisión. Sin embargo, eso no implicó que fuera liberado, dado que el delito de tortura es considerado “grave” y amerita prisión preventiva oficiosa.

El pasado 4 de abril, Mario Marín Torres fue detenido por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR), en el municipio de Acapulco, en Guerrero, por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

Posteriormente, Mario Marín Torres fue trasladado a un centro penitenciario de Cancún, Quintana Roo. El 10 de febrero, un juez dictó auto de formal prisión del exgobernador de Puebla. Desde ese entonces se encuentra en prisión preventiva en lo que se concluye la investigación.

Lydia Cacho denunció tortura por parte de Mario Marín y otros funcionarios

En 2004, la periodista Lydia Cacho publicó el libro “Los demonios del Edén” donde documenta el problema de la pornografía y prostitución infantil. En el libro, señala que Mario Marín, Adolfo Karam, exsecretario de Seguridad de Puebla, y el empresario Kamel Nacif eran los responsables de mantener dicha red.

Tras la publicación, en 2005 Lydia Cacho fue denunciada por el empresario Kamel Nacif por los delitos de difamación y calumnia. La periodista fue detenida en Quintana Roo pero fue trasladada por vía terrestre a Puebla.

Sin embargo, en el trayecto Lydia Cacho denunció que fue torturada físicamente, psicológicamente y sexualmente. El 17 de diciembre de ese año, la periodista salió libre tras pagar una fianza de 106 mil pesos.

Fue hasta el 11 de abril de 2019 cuando el Primer Tribunal Unitario de Cancún giró 4 órdenes de aprehensión contra Mario Marín, Kamel Nacif, Adolfo Karam Beltrán, exjefe de la Policía Judicial de Puebla, y Juan Sánchez Moreno, exdirector de Mandamientos Judiciales del estado, por los actos de tortura.