Nacional

Entró en vigor el decreto que define y regula el home office en México. Conoce aquí las obligaciones de patrones y trabajadores

México.- Este 12 de enero entró en vigor en todo México el decreto por el que se regula el teletrabajo o home office, donde se establecen las reglas que deben seguir tanto los patrones como los trabajadores que prestan sus servicios en esta modalidad.

El 8 de diciembre pasado, había sido aprobada en la Cámara de Diputados una reforma a la Ley Federal del Trabajo para regular en México el home office o teletrabajo, con 440 votos a favor y 2 en contra, en tiempos en que millones de personas están trabajando desde casa debido a la pandemia de coronavirus.

¿Qué es el home office y cómo se regula por ley en México?

Con la entrada en vigor en todo México del decreto, publicado un día antes en el Diario Oficial de la Federación, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social definirá al home office o teletrabajo como una forma de organización laboral subordinada que consiste en:

“El desempeño de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento o establecimientos del patrón, por lo que no se requiere la presencia física de la persona trabajadora”.

Para poder trabajar en la modalidad de teletrabajohome office, el patrón deberá ofrecer al empleado las herramientas de tecnologías de la información y comunicación necesarias para el contacto los empleados.

Además, se establece que no se considerará teletrabajo o home office  “aquel que se realice de forma ocasional o esporádica”, sino que la persona trabajadora deberá prestar sus servicios al menos 40 por ciento de su tiempo de trabajo fuera de las instalaciones del patrón.

¿Qué obligaciones tienen patrón y trabajador en el home office?

Con la entrada en vigor en México del decreto que define y regula el teletrabajo o home office, las empresas con trabajadoras y trabajadores en esta modalidad ahora estarán obligadas, entre otras cosas, a:

  • Proporciona, instalar y dar mantenimiento a los equipos de trabajo necesarios, incluyendo computadoras, impresoras y sillas ergonómicas 
  • Cubrir la parte proporcional de costos generados por el home office como electricidad y servicio de internet 
  • Capacitar y asesorar a los trabajadores para el uso adecuado de su equipo de trabajo y cumplimento de las funciones para las cuales fueron contratados 
  • Respetar el cuidado a la desconexión para que los trabajadores puedan disfrutar de su tiempo libre una vez que haya concluido su jornada laboral

Finalmente, también se establece que el home office deberá ser voluntaria y el trabajador expresará por escrito su deseo de prestar sus servicios bajo esta modalidad, entendiendo sus obligaciones, como:

  • Cuidar el equipo entregado 
  • Dar a conocer al patrón el costo generado por su trabajo a distancia en conceptos como electricidad 
  • Seguir las medidas de seguridad y salud establecidas por el empleador 
  • Proteger los datos utilizados durante sus labores