Kim Jong-un inspecciona divisiones militares fronterizas con Corea del Sur

Seúl, 26 feb (EFE).- El líder norcoreano, Kim Jong-un, inspeccionó dos polémicas unidades militares fronterizas con el Sur, responsables del bombardeo a la isla surcoreana de Yeonpyeong en 2010, informó hoy la agencia estatal norcoreana KCNA.

Kim Jong-un revisó el primer y el cuarto batallón del ejército norcoreano en el sudoeste del país, a los que instó a prepararse para "acometer un ataque de represalia" contra Corea del Sur en el caso en el que "el enemigo traspase incluso 0,001 milímetros las aguas del país en las que ejerce su soberanía", detalló el despacho.

El ataque a Yeonpyeong se produjo el 23 de noviembre de 2010, durante maniobras militares de Corea del Sur en la zona, cuando Corea del Norte lanzó sobre esa isla unas 170 rondas de artillería que acabaron con la vida de dos civiles y dos militares surcoreanos.

Además, el hijo del fallecido líder Kim Jong-il, detalló que esa tensa zona de la frontera occidental intercoreana es "un punto caliente en el que la guerra puede estallar en cualquier momento por las imprudentes provocaciones de agresión de los enemigos", según el comunicado recogido por la agencia surcoreana Yonhap.

Las amenazas de Pyongyang se producen un día antes de que Corea del Sur y EEUU inicien sus mayores maniobras militares anuales, en las que se movilizan a más de 210.000 efectivos, y que Corea del Norte considera como "una declaración silenciosa de guerra".

El primer ejercicio militar conjunto, Key Resolve, comenzará mañana 27 de febrero y concluirá el 9 de marzo, mientras que el segundo, Foal Eagle, tendrá lugar del 1 de marzo al 30 de abril, según detallaron fuentes del Mando Conjunto de las Fuerzas surcoreana y estadounidense (CFC).

En este sentido, Corea del Norte amenazó ayer con emprender una "guerra santa" al considerar que "Key Resolve y Foal Eagle son imperdonables histerias de guerra" que suponen "un desafío descarado contra la paz y la seguridad" de Pyongyang.

En años anteriores, Corea del Norte también ha exigido a Seúl y Washington no realizar estos ejercicios, al considerarlos ensayos de una futura invasión a su país, mientras que en Corea del Sur los consideran de naturaleza estrictamente defensiva.

EEUU mantiene en Corea del Sur un contingente de unos 28.000 efectivos para defender a su aliado ante eventuales amenazas de Pyongyang, después de que la guerra entre las dos Coreas (1950-1953) terminara con un armisticio en lugar de con un tratado de paz.

0
comentarios
Ver comentarios