Monti cumple 100 días de Gobierno con el crecimiento como meta tras el ajuste

Roma, 24 feb (EFE).- El primer ministro italiano, Mario Monti, cumple hoy cien días de Gobierno tecnócrata con la reafirmación de su compromiso de lograr el equilibrio presupuestario en 2013, pero centrado ahora en las medidas que puedan relanzar la economía de una Italia que terminó 2011 en recesión.

Con motivo de estos cien días, plazo que se suele dar a los Gobiernos para valorar su labor, el Ejecutivo de Monti publicó hoy un informe que repasa las medidas adoptadas, empezando por ese plan de ajuste aprobado en diciembre de más de 30.000 millones de euros, que fue bautizado como "salva-Italia".

El excomisario europeo, uno de los firmantes de la carta de doce Gobiernos -entre ellos también el español- que pide a Bruselas medidas en pro del crecimiento económico, puso el contador a cero al frente del Gobierno italiano el pasado 17 de noviembre, tras las sesiones de investidura en el Parlamento y la dimisión de Silvio Berlusconi seis días antes.

"El Gobierno en estos primeros cien días ha puesto el máximo esfuerzo en ejecutar los compromisos alcanzados con Europa. Entre estos, en particular, la consecución del equilibrio ya en 2013 (...) El Gobierno además está llevando a cabo un amplio plan de reformas estructurales, empezando por el mercado laboral", reza el informe.

"Una estrategia que se centra en que Italia pase de ser un país en emergencia a un modelo para salir de la crisis en la eurozona. Para alcanzar este objetivo, el Gobierno está trabajando, en estrecho contacto con Europa, con la consciencia de que las medidas que se han pedido sirven a Italia para volver a empezar a crecer, sobre todo en el interés de los ciudadanos italianos", prosigue.

Italia, para la que la Comisión Europea (CE) pronostica un 1,3 % de contracción económica en 2012, frente al 2,2 % de caída previsto por el Fondo Monetario Internacional (FMI), cree que el camino adecuado es reforzar la unión económica en Europa.

"Italia trabajará para abrir el sector de los servicios que hoy representa los cuatro quintos de la economía europea. Se comprometerá a crear, como máximo en 2015, un mercado único digital y contribuirá a crear un mercado interno en el sector de la energía, así como da prioridad a la necesidad de crear una zona para la investigación", indica el Ejecutivo tecnócrata en el informe.

Desde noviembre, el Gobierno italiano, formado en su mayor parte por profesores universitarios, ha aprobado 25 medidas, como la que pretende aliviar la superpoblación de las cárceles del país o el plan de liberalizaciones para relanzar la economía, aunque aún tiene pendiente una reforma laboral que pretende aprobar en marzo.

La primera medida fue el plan de ajuste, decretado el 4 de diciembre en Consejo de Ministros y que incluía la reforma de las pensiones, la reintroducción del impuesto de bienes inmuebles a la primera vivienda, así como un incremento de 21 al 23 % en el IVA que se aplicará a partir de octubre, pero que el Gobierno pretende dejar sin efecto si logra reducir el coste de la administración pública.

Según se recoge en el informe publicado hoy, el Ejecutivo ha conseguido ahorrar algo más de 43 millones de euros solo en gastos relacionados con la Presidencia del Gobierno, entre ellos 23,5 millones de euros en vuelos oficiales.

En todo este tiempo, si cabe ahora con un mayor empeño, Monti no se ha olvidado en ningún momento del crecimiento de la tercera economía de la zona euro y para ello aprobó en Consejo de Ministros el pasado 20 de enero su plan "crece-Italia", con un vasto plantel de liberalizaciones que ahora pasan el complicado trámite del Parlamento, donde ejercen presión los "lobbies" de cada profesión.

Ese decreto contenía liberalizaciones en sectores como el de los taxis, la energía y las farmacias e instituía la figura del Tribunal para las Empresas y la Sociedad Simplificada para la Responsabilidad Limitada (SSRL), un nuevo tipo de sociedades que podrán constituir los jóvenes de menos de 35 años sin intervención del notario y a partir de solo un euro de capital empresarial.

Miguel Cabanillas

0
comentarios
Ver comentarios