Nacional

Familias de víctimas de feminicidio enfrentan Covid-19 sin justicia y con falta de recursos

Sandra Soto, victima indirecta de feminicidio.Especial SDP

Huérfanos por feminicidio son cuidados por abuelos que se han quedado sin empleo durante la contingencia 

México.- En medio de la contingencia sanitaria por coronavirus Covid-19 en México, víctimas de violencia también enfrentan condiciones adversas que les impide quedarse en casa para proteger su salud; familias de mujeres víctimas de feminicidio se han quedado sin sus fuentes de ingresos, sin la atención de las autoridades y los casos siguen sin justicia.

Las consecuencias para las hijas e hijos de estas mujeres asesinadas también han aumentado pues aunado a que estas víctimas indirectas son invisibilizadas, los riesgos por las que atraviesan durante la contingencia actual se agravan por la falta de apoyo institucional.

“El tema de huérfanos por feminicidio está invisibilizado, no reciben atención por parte del Estado pues cuando sus mamás son asesinadas, quienes se quedan a cargo son sus abuelos que normalmente enfrentan dificultades para su manutención, y en medio de esta contingencia, las carencias se han encrudecido”.Sandra Soto, víctima indirecta de feminicidio

En entrevista con SDPnoticias, Sandra Soto, hermana de Serymar Soto asesinada el 28 de enero de 2017, explicó que las víctimas indirectas y huérfanos por feminicidio están enfrentando la Emergencia Sanitaria con mayor riesgo de contagio porque en la mayoría de casos, son los abuelos quienes cuidan a hijas e hijos de las mujeres y que son parte de un grupo vulnerable frente a Covid-19.

“Las familias están colapsando, han comenzado a pedir apoyo económico porque fueron despedidos de sus empleos por la contingencia y la exigencia es que los gobiernos ayuden con los productos de primera necesidad para que nos podamos quedar en casa".Sandra Soto, víctima indirecta de feminicidio

Campaña por justicia en medio del coronavirus

Frente a los riesgos que enfrentan, las familias víctimas de feminicidio han comenzado una campaña en redes sociales para exigir justicia “y no caridad” en medio de la Emergencia Sanitaria, pues recuerdan que el Estado debe restituir sus derechos que fueron violados al momento del feminicidio. Con cubrebocas con sus demandas esperan atención de las autoridades.

En este contexto cabe destacar que testimonios de familias reflejan las condiciones en las que luego del feminicidio, se enfrentan al sistema de justicia, desplazamientos forzado, violencia institucional y revictimización.

Papás de Fátima Quintana.Especial
“En esta etapa de contingencia el gobierno le apuesta a que si no morimos por la omisión y ansiedad de justicia, sea por salud física y emocional. El coronavirus viene a favorecerlos y a nosotros a rematarnos, si no teníamos el apoyo antes, ahora estamos peor”.Lorena Gutiérrez, mamá de Fátima

Lorena Gutiérrez, mamá de Fátima Quintana asesinada el 5 de febrero de 2015, compartió que la situación actual por Covid-19 reafirma sus reclamos de falta de justicia y apoyo para las víctimas que viven carencias y se intensifican con la pérdida de empleos. La exigencia principal es garantía de alimentos para poder atravesar esta contingencia.

“Las mujeres siguen siendo asesinadas [...] muchas mujeres están encerradas con sus agresores, esto es como un callejón sin salida. Mis peticiones son las de siempre: justicia, sentencia justas, libertad y seguir con vida en mi país”.Lorena Gutiérrez, mamá de Fátima
Hermana de Nazaria Irais.Especial

Exigen liberación de fondo por reparación de daño

Sandra Soto también explicó que en todos los estados las comisiones de atención a víctimas regulan los fondos del derecho a la reparación del daño a las víctimas de feminicidio, sin embargo las autoridades responsables obstaculizan el proceso para acceder a estos recursos.

Es por ello que exigen a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) apoyen a las familias y huérfanos con alimentos para enfrentar la actual pandemia.

“La reparación del daño es parte de la justicia y hoy nos serviría ese fondo para sobrevivir estos días, pero los servidores públicos de la CEAV se dedican a poner trabas para no permitirnos acceder a él”.Hermana de Nazaria Irais

Un llamado más lo realizaron al presidente Andrés Manuel López Obrador para que impulse la creación de un programa emergente de atención a las víctimas indirectas de la violencia feminicida y les garantice su estancia en casa durante la crisis sanitaria por coronavirus.