Nacional

Lamenta el astronauta de origen mexicano José Hernández que la tecnología no sea prioridad del Gobierno

José Hernández@Astro_Jose

El astronauta hizo un llamado para que el desinterés no desanime a la comunidad científica y siga trabajando

México.- El astronauta de origen mexicano José Hernández lamentó que la tecnología no sea prioridad del actual Gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

No obstante, durante una conferencia virtual, hizo un llamado a que eso no desanime a la comunidad científica y siga trabajando en el sector, pues confió en que tarde o temprano las condiciones se irán dando en México.

"La prioridad en este tema es baja, yo veo que para el gobierno actual no es su prioridad la tecnología ni la innovación"José Hernández

De acuerdo con El Financiero, Hernández comentó que para incentivar la Inversión Extranjera Directa (IED) en el sector aeroespacial mexicano, el Gobierno federal debe actuar como en un ‘noviazgo’ donde se busque ‘conquistar’ a las empresas extranjeras para que inviertan en México.

Sin embargo, lamentó el astronauta, en la conferencia virtual, "el mensaje parece ser de ‘si quieres vente y buena suerte’ y eso no es suficiente".

José Hernández, ingeniero y astronauta retirado estadounidense de origen mexicano ingresó a la Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio de Estados Unidos (NASA), en 2007, y participó en la Misión STS-128 en 2009. Fue el primer hispano-norteamericano elegido para viajar por el espacio.

En la conferencia virtual, de la que da cuenta El Financiero, Verónica Rojas, profesora investigadora del Colegio de Ingeniería de CETYS Universidad, indicó que se necesita más inversión en tecnología, porque actualmente, el 79 por ciento de las empresas aeroespaciales se dedican solo a la maquila.

En tanto, de acuerdo con la investigadora, un 11 por ciento está enfocado en reparación o reconstrucción de motores, mientras que solo una cifra cercana al 10 por ciento se enfoca en asuntos de innovación y desarrollo.

Rojas lamentó que a raíz de la pandemia del Covid-19, el sector perdió entre 40 y 50 por ciento de facturación por la reducción de los vuelos comerciales internacionales, que provocó que la demanda de aviones para transportar gente entre continentes cayera de forma considerable.