Nacional

Hacer a un lado lo material es juarismo, no socialismo: AMLO

Andrés Manuel López ObradorCortesía

Tanto los gobiernos como empresas e individuos deben hacer a un lado los gastos innecesarios, considera el presidente de la República

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó este 28 de mayo que la pandemia de Covid-19 traerá una nueva realidad y la oportunidad de replantear las prioridades, poniendo en el centro de las políticas públicas lo social por encima de lo económico.

Sin embargo, subrayó que esto signifique un elogio del socialismo sino un pensamiento más cercano al juarismo.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, AMLO agradeció a Walmart y otras grandes empresas por ponerse al corriente en el pago de impuestos, y destacó que la acción es una muestra de que el sector privado está tomando conciencia social. En este sentido, indicó que también los ciudadanos deben cambiar su actitud para alejarse de los lujos innecesarios y darle menos importancia a las cosas materiales.

“Todos tenemos que reducir nuestras pretensiones en lo material; a nivel individual, tenemos que ahorrar, ser austeros, hacer a un lado el consumismo”.Andrés Manuel López Obrador

Austeridad no es socialismo: AMLO

En ese instante, un miembro de la prensa pregunto a AMLO si esto no significa una tendencia hacia el socialismo, algo que fue de inmediato rechazado por el presidente, asegurando que hay antecedentes de este pensamiento desde el siglo XIX en las políticas de Benito Juárez García.

“No, es juarismo. ¿Qué decía Juárez? Qué se aprenda a vivir en la justa medianía. O lo que decía el poeta Díaz Mirón: nadie tiene derecho a lo superfluo mientras existan quienes carezcan de lo estricto”Andrés Manuel López Obrador

“Es actuar de otra manera en lo personal, hacer a un lado la frivolidad”, subrayó el presidente, y agregó que corresponde a los gobiernos actuar consecuentemente y “no dar el ejemplo de extravagancias sino de austeridad, de sobriedad”.

López Obrador también se refirió a el cambio de actitud del Fondo Monetario Internacional ante países endeudados, poniendo como ejemplo el caso de Argentina y la negociación que llevan a cabo ambas instancias que podría derivar en quitas.

“Bancos y fondos de inversión van a tener que asumir su responsabilidad y las pérdidas que les corresponden, como todos”, reflexionó, pues los organismos internacionales promovieron créditos cuando muchas veces los países no los necesitaban.