Nieta de activista Marisela Escobedo recibe asilo político en EU

La pequeña Heidi Rubí, nieta de la activista Marisela Escobedo e hija de Rubí Marisol Frayre, se encuentra en territorio estadounidense al cuidado de familiares cercanos que también huyeron de México y residen

Texas, EU.- Una niña de cuatro años, nieta de la activista Marisela Escobedo e hija de Rubí Marisol Frayre, ambas asesinadas en el estado de Chihuahua, recibió asilo político en Estados Unidos, informó hoy el tío de la menor.

 

Juan Frayre Escobedo dijo a Efe que la pequeña Heidi Rubí se encuentra en territorio estadounidense al cuidado de familiares cercanos que también huyeron de México y residen en un lugar que prefirieron no revelar por motivos de seguridad.

 

Está bien (Heidi) e incluso ya va a la escuela, pero su adaptación va a tomar tiempo porque ha pasado por situaciones muy duras como la pérdida de su madre y después de su abuelita", comentó.

 

Rubí Marisol Frayre, de 17 años, madre de Heidi, desapareció en agosto de 2008 y no fue sino hasta enero de 2009 cuando su madre, Marisela Escobedo, presentó una denuncia contra Sergio Barraza, quien fue pareja de su hija.

 

Escobedo localizó al presunto asesino en la ciudad de Fresnillo, en el estado de Zacatecas, e informó a las autoridades, que lo detuvieron el 16 de junio de 2009 y lo dejaron libre poco después por falta de pruebas.

 

La mujer entonces inició una protesta frente al Palacio de Gobierno en Chihuahua para exigir la detención del asesino de su hija y fue asesinada en diciembre de 2010.

 

Desde entonces miembros de su familia que exigen justicia fueron amenazados de muerte.

 

La pequeña Heidi Rubí ingresó a Estados Unidos junto con cuatro tíos y otros familiares días después de la muerte de Escobedo y todos se encuentran en proceso de asilo político.

 

Tras solicitar su asilo en el cruce internacional Ciudad Juárez-El Paso, los tíos de Heidi fueron enviados inicialmente al Centro de Detenciones de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en El Paso, en tanto que ella fue trasladada a un albergue en Houston (Texas) para pequeños inmigrantes.

 

Fue entregada a familiares luego de poco más de un mes en el albergue, relató el tío.

 

Juan Frayre Escobedo dijo sentirse esperanzado de que su familia pueda iniciar una vida sin miedo en Estados Unidos, y adelantó que desde el exilio seguirán pidiendo justicia para Rubí y Marisela.

0
comentarios
Ver comentarios