El Gobierno de México expropió 165 hectáreas en distintos puntos de Quintana Roo y Campeche para la construcción del Tren Maya.

Este decreto fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en el que señala que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ejerció la facultad que le confiere el artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La expropiación no es la primera que realiza para la construcción del Tren Maya, así como también lo ha hecho para el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec.

Tren Maya: El Gobierno de México expropia 165 hectáreas en puntos de Quintana Roo y Campeche para su construcción

La expropiación realizada por el Gobierno de México para la construcción del Tren Maya se realizó a propiedad privada en los municipios de Solidaridad, Othón P. Blanco y Bacalar en Quintana Roo, además del municipio Escárcega en Campeche.

En este se consideró el artículo 27 de la Constitución, redactando en los decretos que la expropiación de los 12 inmuebles de propiedad privada para la construcción del “Proyecto Tren Maya” son a favor de Fonatur (Fondo Nacional de Fomento al Turismo).

Las expropiaciones fueron explicadas en 6 decretos diferentes, además indicando los montos de indemnización:

  • 36-39-38 hectáreas en el ejido Aaron Merino Fernández, en Bacalar;
  • 00-28-09.66 hectáreas en el ejido Chetumal, en el municipio Othon P. Blanco;
  • 56-80-44 en el ejido Bacalar del municipio homónimo;
  • 53-99-41 hectáreas del ejido Buenavista, en Bacalar también;
  • Además de 261 mil 884.873 metros cuadrados en Solidaridad, Bacalar y Escárcega.

Estos últimos serán para la construcción de los tramos 5, 6 y 7 del Tren Maya.

Los 6 decretos publicados en el DOF estipulan que el Tren Maya es el proyecto de infraestructura, desarrollo socioeconómico y turismo del actual Gobierno de México (el sexenio de AMLO).

Mencionando también que tendrá un recorrido de mil 525 kilómetros, que recorrerá los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Artículo 27 establece que el Gobierno de México puede expropiar hectáreas para la construcción de proyectos como el Tren Maya

En los decretos de expropiación para la construcción del Tren Maya mencionan que la misma fue realizada en consideración del artículo 27, en el que “la propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional corresponden originariamente a la nación”.

Por lo mismo, tiene derecho de dominio para transmitirlas (propiedad privada) y expropiarlas, pero solamente por causa de utilidad pública y mediante indemnización.

A su vez, se menciona el artículo 28, en el que dicta que “los ferrocarriles son áreas prioritarias para el desarrollo nacional”.

Y finalmente el artículo 25, indicando que el Gobierno de México protegerá la seguridad y soberanía de la Nación al ejercer en ellas su rectoría.

[object Object]